El partido de la vuelta será una auténtica final
El partido de la vuelta será una auténtica final

Oporto-Sevilla: sale vivo tras un mal partido (1-0)

El Oporto dispuso de varias ocasiones para obtener una renta mayor

Por  23:00 h.

El Sevilla F. C. se jugará la clasificación a las semifinales de la Europa League en una semana en Nervión. Y esa es la mejor noticia para un equipo que fue inferior a un Oporto que llevó la manija del juego de principio a fin y que llegó a tener varias ocasiones claras para jugar la vuelta con un marcador más abultado.

Con la novedad de Carrico en el once titular, recuperado y dispuesto a ayudar al Sevilla en la recta final de la temporada, comenzó el Sevilla muy metido atrás y a merced de un Oporto mucho más incisivo. El dominio posicional del equipo local era evidente mientras que el juego del Sevilla, con las líneas muy separadas, generaba todo tipo de dudas. Como muestra, un botón: en tan sólo doce minutos los jugadores de Luis Castro lanzaron hasta seis córners. Y es que los hombres de Emery optaron por defender muy atrás, dándole el balón al Oporto y con la clara consigna que la mejor noticia es que no hubiera noticia, que, de alguna manera, pasara el tiempo y el club portugués no se pusiera por delante en el marcador. Para ello, el Sevilla defendía con ahínco y sólo optaba por mirar a la meta de Fabiano con el contragolpe como única vía. Así llegaría la mejor ocasión, justo cuando el colegiado pitó una falta a Marin y Rakitic, con el temple que le caracteriza, puso el balón dentro del área para que Coke intentara peinarla. El meta brasileño pararía in extremis.

El encuentro parecía entrar en una fase de desconcierto por las dos partes, sobre todo, porque el Oporto dejó de pisar el acelerador y el Sevilla se quitó el traje del miedo, del respeto… Mala cosa, podrían pensar algunos. Pues sí. Porque apenas unos minutos después llegaría el gol del Oporto en un gravísimo error de concentración de los jugadores sevillistas. Cuando los futbolistas esperaban que el colegiado pitara el saque de una falta, los futbolistas del cuadro portugués, que no pidieron la distancia de la barrera, sacaron rápido. Quaresma, con el exterior, puso el balón en el área pequeña para que Mangala rematara de cabeza a placer. Corría el minuto 31 y el duelo se le ponía cuesta arriba al equipo nervionense. La inquietud se convirtió en sufrimiento y el sufrimiento en más ocasiones para los portugueses, la más clara, a falta de un minuto para el descanso cuando Danilo envió el balón al palo en un disparo desde fuera del área.

En la segunda mitad, el guión continuó de la misma manera, con el Oporto presionando muy arriba y el Sevilla tratando de escapar a la desesperada. No era capaz el equipo nervionense de dar tres pases seguidos y Emery optó por hacer un doble cambio en el minuto 62. Metió en el terreno de juego a Diogo y Gameiro por Iborra y Marin y cambió ligeramente el sistema. El croata retrasaría su posición al mediocentro para tratar de subir el balón y Reyes se fue a la izquierda para dejar el carril derecho a Diogo. Así llegarían los mejores minutos del Sevilla. Y así llegaría la ocasión más clara para los nervionense. Con Vitolo también en el campo por Reyes, Gameiro dispondría de la mejor oportunidad para doblegar a Fabiano cuando se encontraba sólo dentro del área pequeña. Pero dispararía mal con la pierna izquierda y su disparo se marcharía fuera.

Entraba el partido en la recta final y la emoción iba a más. El Oporto, que parecía adormilado, volvió a crecerse y dio, de nuevo, un paso de gigante en busca de la meta del Sevilla. Pero los de Emery también se habían posicionado con la única idea de empatar el partido. Para más inri, el colegiado expulsó a Fernando por doble amarilla (fue amonestado por sendas entradas a Gameiro con una diferencia de 20 segundos) y el duelo se convirtió en un correcalles continuo. Faltas en un laso y en otro eran lo único que podía detener la pasión con la que se estaba viviendo el duelo en el terreno de juego. Así, en el minuto 91, Quaresma, tras el lanzamiento de una falta, disparó fuerte al palo mientras la afición local se desesperaba. El correcalles fue a más y el equilibrio se hizo patente en los dos conjuntos. Hasta que Wolfgang Stark dijo basta y terminó con el duelo, la primera sesión de un apasionante Oporto-Sevilla que se reanudará en una semana en Nervión.

 

Oporto: Fabiano, Danilo, Diego Reyes, Mangala, Alex Sandro, Fernando, Defour (Herrera, m. 69), Carlos Eduardo (Quintero, m. 57), Varela (Ghilas, m. 77), Quaresma y Jackson Martínez.

Sevilla FC: Beto, Coke, Pareja, Navarro, Alberto, Reyes (Vitolo, m.73), Iborra (Diogo, m. 62), Carriço, Marin (Gameiro, m. 62), Rakitic y Bacca.

Goles: 1-0, m. 31: Mangala.

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania). Amonestó a Alberto Moreno, Reyes, Jackson Martínez. Expulsó a Fernando (minuto 86)

Estadio: Do Dragao. Asistieron 31.122 aficionados.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Mu contento no se le ve... https://t.co/lLHkHfR21Q - 5 horas ago