Guarente y Romaric, dos incógnitas aún por despejar

Por  9:47 h.
Guarente tiene difícil seguir en Nervión

El Sevilla cuenta, a día de hoy, con ocho futbolistas para el centro del campo: Maduro,  Rakitic, Trochowski, Campaña, Medel, Hervás, Romaric y Guarente.  Nueve, si se cuenta a Fazio, aunque parece que este último ha terminado por asentarse finalmente en su posición natural, la del centro de la zaga. Cifras que, en definitiva, invitan a pensar que al menos dos de esa lista de mediocentros deberán hacer las maletas y poner rumbo a un destino lejos de Nervión, aun ateníendonos al sistema preferido de Míchel, con tres jugadores para dicha posición. Así las cosas, dos de los futbolistas a los que el conjunto blanquirrojo facilitaría más si cabe su salida serían Tiberio Guarente y Ndri Romaric.

 

El caso del italiano es especial. Llegó con la rodilla afectada y tuvo la desdicha de lesionarse a las pocas semanas de aterrizar al Sánchez-Pizjuán. Así, la lesión le ha mantenido apartado de los terrenos de juego durante casi dos temporadas –se lesionó en noviembre de 2010 y volvió en abril de 2012-, por lo que su rendimiento en el Sevilla sigue entre interrogantes. Como bien se viene comentando desde varios estamentos de la entidad, se buscan jugadores que den productividad desde el primer momento. Por ello, en Nervión facilitarían su salida, ya sea mediante cesión, para que adquiera ritmo de competición, o traspaso. En este sentido, el propio agente del mediocampista pisano, Gionni Bia, reconocía el pasado viernes en RadioCalciomercato.it que su representado desea volver a Italia. Así, son varios los equipos italianos que quieren repatriar al transalpino. Conocido es por todo el mundo el interés de la Fiorentina, seguido de otros conjuntos como Udinese o Chievo Verona y a los que hay que sumarle dos nuevos competidores: el Nápoles y la Sampdoria.

 

Por su parte, Ndri Romaric lo tendrá también difícil para continuar. El propio jugador reconocía a un medio de su país que en el Sevilla estaba muy bien pagado y que no todos los clubes podían hacerse cargo de su ficha. A eso, habría que añadirle que David García, su representante, declaraba hace unas semanas en ABC.Radio Sevilla, que Monchi les había comunicado que sería uno más de la plantilla. A pesar de ello, su presencia en el Sevilla estaría condicionada por el difícil recuerdo que guardan los aficionados del costamarfileño, al que tampoco ayuda su fama de futbolista díscolo. Con todo, lo normal sería que el jugador abandonase la disciplina balnquirroja y uno de los posibles destinos podría ser el Bursaspor, equipo por el que ya estuvo cerca de firmar, a tenor de lo que se ha publicado últimamente en Turquía.

Redacción

Redacción