«Antonio quédate, Antonio quédate…»

Por  3:37 h.

Sevilla FC: Antonio Álvarez da instrucciones durante la final de la Copa del Rey«Antonio quédate, Antonio quédate, Antonio quédate…». Ese fue uno de los numerosos cánticos que se escucharon a altas horas de la madrugada en la discoteca «Opium Cinema» de Barcelona. La proclama no venía de los privilegiados aficionados allí presentes, sino de un numeroso grupo de jugadores del plantel que durante los diez últimos partidos de Liga y la finalísima de Copa ha dirigido con evidente acierto y sobresalientes resultados finales Antonio Álvarez. El mensaje de los futbolistas que gritaban eufóricos y desaforados sobre el escenario de la discoteca no iba dirigido precisamente al técnico de Marchena, que ya no estaba presente en el lugar de celebración sevillista, sino más bien a Del Nido y Monchi, que sí permanecían en el sitio de autos estirando la noche todo lo posible.

Hoy se seguirá manteniendo la incógnita sobre la continuidad o no de Álvarez al frente de una plantilla que requerirá una remodelación profunda a pesar de haber culminado el curso con nota altísima tras conseguirse sobre la bocina la clasificación para la previa de la Liga de Campeones y el título de Copa superando contratiempos de última hora. Monchi, instantes antes de partir hacia la capital hispalense, no soltaba prenda. «No creo que tomemos una decisión antes de que pase este fin de semana. No he hablado de ello ni con el presidente ni con Antonio. ¿Que la plantilla está con él? Eso está claro y es un dato a tener en cuenta», señaló a ABC de Sevilla.

En cualquier caso, la planificación de la próxima temporada parece bastante avanzada, pese a que se mantenga la incógnita sobre el próximo inquilino del banquillo sevillista, si es que se decide finalmente —como parecía cantado hace una semana— no darle continuidad a la solución de casa. Sigue pesando la controversia y la división que generó la etapa de Manolo Jiménez y aunque el talante de Antonio Álvarez dista mucho del de Arahal, existen ciertas dudas sobre la idoneidad de continuar con una solución, en principio, interina. Es de valorar, no obstante, que el que fuera eficiente segundo de Juande y Caparrós, entre otros, no aprovechase la situación de ventaja que suponía haber ganado la final de Copa para presionar sobre su continuidad. «Me gustaría seguir entrenando al primer equipo, pero soy hombre de club y si tengo que volver a los despachos no pasaría nada», señaló en la sala de prensa del Camp Nou poco después de estrenar su palmarés de títulos ya como máximo responsable técnico de la primera plantilla.

Primera presentación
Tras los festejos de ayer llega la hora de las decisiones e incluso la de presentaciones de nuevos jugadores. El primero en desfilar por el Sánchez-Pizjuán será el senegalés Mahamodou Dabo, lateral derecho del Saint Etienne. Aunque no se ha confirmado oficialmente el fichaje, sí ha trascendido que este joven jugador de 23 años que llega libre recalará la próxima semana en la capital hispalense para pasar reconocimiento médico y ser presentado como nuevo jugador del Sevilla para las cuatro próximas temporadas.