Lillo: «No se puede poner bajo sospecha a un equipo que no se juega nada»

Por  3:45 h.

El técnico de la UD. Almería, Juan Manuel Lillo, declaró ayer que, pese a que su equipo no tiene problemas de clasificación, «uno siempre se juega el orgullo de ganar», en alusión al partido de mañana ante el Sevilla que pugna por clasificarse para la Liga de Campeones. «Muchas veces cuando uno afronta cualquier hecho competitivo lo que más te duele es el orgullo. No piensas en la clasificación. Ahora parece que vamos a ser nosotros los jueces de lo que unos tienen que hacer o no. No se puede poner bajo sospecha al equipo que no se juega nada. ¿Qué pasa, que somos nosotros los que tenemos que clasificar a otros?».

El técnico vasco trató de explicar las palabras del presidente del Almería que advertía que lo que menos importa del partido es el resultado, y ha puntualizado que a él le parece que «hay que darle el sentido que tiene cuando dices que no te importa el resultado. Es un partido que no te juegas nada; no creo que haya dicho nada extraño, pero lo que creo que ha querido priorizar en la mente de la gente es otro año más en Primera, que no es ninguna tontería. Esto debe ser una fiesta y cada año que festejemos estar en Primera va a ser agradable».

Lillo anunció las ausencias de Bernardello y Cisma porque tienen cuatro tarjetas cada uno. «Los dos están eximidos porque uno entiende que el que tiene cuatro tarjetas va a hacer lo posible para no perderse la primera jornada del año que viene».