Romaric desmiente “rotundamente” su último acto de indisciplina

Por  11:28 h.

El jugador del Sevilla Ndri Romaric desmintió hoy "rotundamente", a a través de su página web personal, que su ausencia en el entrenamiento del pasado martes se debiera a una falta de disciplina. El costamarfileño, que sufrió problemas gastrointestinales desde la noche del lunes, asegura que entregó en la mañana del miércoles al jefe de los servicios médicos del Sevilla, Adolfo Muñoz, la documentación que acreditaba su ingreso en el hospital Virgen Macarena, donde le recetaron un tratamiento para paliar sus problemas de estómago.

Así, el futbolista se ejercitó hoy en el gimnasio por prescripción médica. "Desde casa traté de ponerme en contacto con el doctor. A través de ‘sms’, Adolfo me pidió que descansara y que estuviera preparado por si teníamos que regresar al hospital, en este caso, al Sagrado Corazón", afirmó Romaric. Por lo tanto, el centrocampista deja claro que no se le puede achacar ningún tipo de indisciplina. "No es un caso de indisciplina, porque en todo momento estuve en contacto con el médico, bien con llamadas de móvil, bien con ‘sms’", añadió.

En este sentido, el africano llevó a cabo esta mañana tan sólo ejercicio de bicicleta y ‘step’ en el gimnasio de la ciudad deportiva sevillista, durante una hora por prescripción médica. "Todavía me encuentro muy débil", indicó. Romaric rechaza de plano la imagen de jugador conflictivo que se le quiere achacar. "Jamás he creado problemas en el Sevilla, no le he faltado el respeto a nadie, ni me
he perdido un solo entrenamiento desde que llegué hace dos temporadas. He hablado con Monchi y sabe la verdad", dijo.

Por último, aludió a la celebración de la Feria de Abril, que tiene lugar en la capital hispalense durante esta semana. "Estaré el tiempo que pueda con mis compañeros en la Feria, aunque no podré comer porque tengo molestias y no he podido comer bien estos días.
Espero estar en condiciones de entrenar con normalidad el viernes", concluyó.

Redacción

Redacción