Sahavi-Galliani: La operación más extraña

Por  4:00 h.

Casi un año después, y con varios apuntes relevantes más que ha podido saber este periódico, resulta realmente curioso, cuanto menos, conocer cuál fue el proceder del Milan para firmar a Luis Fabiano. En primer lugar, hay indicios, según algunas fuentes, de que Pini Sahavi guarda una estrecha relación con el grupo RIO, un dato que no tendría más interés si no mencionáramos que es uno de los hombres de confianza del vicepresidente del Milan, Adriano Galliani. Otro detalle que reúne una serie de datos muy sorprendentes es que se contrató los servicios de un agente serbio, llamado Zoran Lemic, para que hiciera todo lo posible porque la venta se ejecutara. Para ello, le otorgaban el diez por ciento de la operación, como se lee en las páginas de deportes de ABC de Sevilla.

Sin embargo, nunca se llegó a poner en contacto con el club de Nervión el tal Lemic. El intermediario que suele utilizar habitualmente el Milan para cerrar este tipo de operaciones es Ernesto Bronzetti y sobre el caso Luis Fabiano no «olió» nada. Además, sorprende aún más la forma de actuar del club italiano, pues se tienen unas buenas relaciones entre las dos entidades —Cruz y Galliani se ven un mínimo de tres veces al año en gestiones de la UEFA— y ni siquiera hubo una llamada para preguntar por Luis. Por último, la forma en la que el Milan retiró la oferta por el brasileño fue también muy peculiar. La presentó el día 2 y la retiró el 14 porque, según llegaron a comentar, el Sevilla no dio señales de vida. Fuentes de la negociación apuntaron que el club de Nervión desestimó la oferta, vía fax, el día 3. Con todos estos detalles, y con la demanda del grupo RIO al Sevilla, no parece extraño que entre el Milan y el grupo inversor, sabedores de que la entidad sevillista no iba a aceptar al oferta, hubiera algo más que buenas relaciones.