Balance muy positivo en las últimas siete jornadas que invita a soñar

Por  8:25 h.

El Sevilla se encuentra en un momento dulce de la temporada. La escalada que está protagonizando el equipo de Gregorio Manzano deja a las claras que la escuadra sevillista va a pelear la cuarta plaza hasta última hora. De sobra conocidos son los motivos por los que la entidad dirigida por José María del Nido necesita jugar la temporada que viene la Liga de Campeones, por lo que el sprint final que se va a vivir en las últimas ocho jornadas del campeonato liguero va a ser muy bonito, porque todavía muchos equipos tienen que luchar por sus propios objetivos.

Pero el Sevilla tiene derecho a soñar. Y es que el balance de puntos cosechado desde la jornada 24 hasta la 30, que se disputó ayer, es muy positivo. En esos siete partidos el equipo blanco ha conseguido cuatro victorias, ha sumado dos empates y sólo ha perdido en una ocasión.

Tras perder en Santander ante el Racing por 3 a 2, en la jornada 23, con el show de Ali Sayed en el palco de El Sardinero ante Del Nido, el conjunto sevillista logró dos victorias, ambas en casa ante el Hércules (1-0) y el Sporting de Gijón (3-0) y cosechó un empate a domicilio ante el Atlético de Madrid (2-2). Tras la victoria en jornada intersemanal ante el equipo asturiano, los de Manzano perdieron el único partido de esta racha. Fue en Bilbao, ante el Athletic de Joaquín Caparrós (2-0), que empezaba a sonar con muchísima fuerza como futurible para el banquillo sevillista la temporada que viene.

Una derrota que hizo daño, sobre todo, por cómo se produjo. Pero el equipo se recompuso y logró ser mejor que el Barcelona en Nervión, aunque sólo empató (1-1), venció por la mínima en Valencia ante un equipo de Champions (0-1) y sumó la segunda victoria consecutiva ayer ante el Real Zaragoza (3-1).

Así, el equipo de Manzano ha logrado recortar puntos también con respecto a la Champions, puesto que el Valencia y el Villarreal se han ido dejando puntos en el camino y ahora el objetivo está a nueve puntos cuando quedan las últimas ocho jornadas del campeonato. Además, el Villarreal tendrá que pasar todavía por Nervión, aunque ahora al Sevilla le vienen dos partidos seguidos fuera de casa, Mallorca y Getafe, dos plazas en este momento propicias para presentar de forma definitiva la candidatura a la Champions.