5-0: La habitual visita liguera al Camp Nou

Por  21:50 h.

Nuevo viaje del Sevilla al Camp Nou de Barcelona y nueva goleada ante los hombres de Guardiola. Los dobletes de Messi y Villa, además del gol de Dani Alves, que no quiso celebrarlo, completaron el 5-0 con el que se vuelve la expedición sevillista desde la Ciudad Condal. Manzano salió con un planteamiento bastante atrevido, con dos puntas -Kanouté y Luis Fabiano-, dos bandas -Perotti y Capel- y un mediocentro formado por Renato y Romaric, que no funcionó en ningún momento.

Barcelona 5 Sevilla 0
5 – FC Barcelona
Víctor Valdés; Dani Alves, Piqué, Puyol (Adriano, min. 66), Abidal; Busquets, Xavi (Mascherano, min. 60), Iniesta; Pedro (Bojan, min. 60), Messi y Villa.
0 – Sevilla FC
Javi Varas; Konko, Alexis, Martín Cáceres, Luna; Perotti (Zokora, min. 46), Renato, Romaric, Diego Capel; Kanouté (Negredo, min. 69) y Luis Fabiano (Dabo, min. 46).
Goles
1-0, min.4: Messi. 2-0, min.23: Villa. 3-0, min.53: Dani Alves. 4-0, min. 64: Messi. 5-0, min. 90: Villa.
Árbitro
Turienzo Álvarez (Colegio castellano-leonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Puyol y a los visitantes Kanouté, Alexis, Konko. Expulsó por doble amarilla a Konko en el minuto 45.
Incidencias
Unos 95.000 espectadores en el Camp Nou de la Ciudad Condal, entre ellos unos centenares de seguidores visitantes. Noche fría y terreno de juego en perfectas condiciones. Partido correspondiente a la novena jornada de Liga en Primera división, Liga BBVA.

La salida del Barcelona en tromba fue la clave del partido. Los primeros cuatro minutos del partido fueron un auténtico infierno para el Sevilla y el equipo de Guardiola no cejó en su empeño hasta que no se adelantó en el marcador. Tras una jugada embarullada y de muchos rechaces dentro del área, Varas dejó un balón muerto en el corazón del área de castigo y la oportunidad no la desaprovechó Messi, disparando a gol, tras toque de Luna.

Tras unos minutos en los que el Sevilla se tranquilizó y se fue viniendo arriba poco a poco, llegando a tener incluso alguna llegada peligrosa sobre la portería de Víctor Valdés (se tuvo que emplear a fondo en una volea de Capel tras un centro de Konko en el minuto 22), el Barça empezó a encarrilar el partido con el segundo tanto. Un minuto después, una contra muy rápida conducida por Messi, abrió para Villa que entraba por la derecha cual extremo; el asturiano fue haciendo la diagonal hacia la portería dejando atrás a un blando Luna, que fue la sorpresa del once sevillista al darle la titularidad Manzano, y aprovechó para disparar cruzado y con una bonita parábola, batiendo a Javi Varas por arriba.

El Sevilla asestó el golpe y Konko se volvió prácticamente loco en dos minutos, en los que vio dos cartulinas amarillas y dejó a su equipo con diez. Primero con una falta sobre Busquets y luego otra sobre Pedro. Así se fue el encuentro al descanso, dejando una imagen un poco contradictoria, porque aunque bien es cierto que comenzó perdiendo pronto, cuando mejor se sentía sobre el césped del Camp Nou, el Sevilla recibió el golpe del segundo tanto.

La goleada era inevitable
En la segunda parte, un Barcelona al ralentí superó el marcador de las últimas dos visitas sevillistas en Liga y el de la pasada Supercopa de España, y redondeó un 5-0 muy clarificante. Con un Sevilla desaparecido, acentuado tras la expulsión de Konko, a los ocho minutos de la reanudación Dani Alves se aprovechó de una lamentable cesión atrás de Romaric, para batir a Javi Varas por alto sin dejar caer el balón.

Con minutos para rotaciones y jugadores menos habituales en la escuadra de Pep Guardiola, Messi cerró la cuenta en el minuto 64, que se benefició de una pérdida de Diego Capel en el centro del campo, avanzó hasta la media luna del área y disparó cruzado para volver a perforar la portería sevillista.

Para cerrar la cuenta, en el último instante del partido, un balón de Messi para Busquets, que dejó atrás para Villa que volvió a colarse por el centro hasta la corona del área y batió por quinta y última vez a Javi Varas.

Derrota dura para el Sevilla, ante el actual campeón de absolutamente todo, en un encuentro en el que Manzano salió con un valiente planteamiento, pero el castillo de naipes se cayó en el cuarto minuto del partido, lo que dejó a las claras que el Sevilla volvió a no competir ante el Barcelona de Guardiola. Ahora a intentar olvidar esta goleada encajada y a pensar en el Karpaty, puesto que viene un importante partido europeo el jueves.