Kanouté reconduce el camino europeo

Por  18:50 h.

Justa victoria del Sevilla en Ucrania frente al Karpaty en un partido que ha salvado positivamente el cuadro de Gregorio Manzano. Un gol de Kanouté en el minuto 34 de la primera mitad, al introducir de cabeza en la portería local un saque de esquina de Perotti, hace que los sevillistas sumen su segundo triunfo y sume 6 puntos en la competición europea, mejorando y de qué manera las prestaciones ofrecidas sobre todo en el primer partido frente al PSG.

Karpaty 0 Sevilla FC 1
0 – FC Karpaty Lviv
Rudenko; Fedetskiy, Checher, Tubic, Avelar; Khudobyak, Tkachuk, Golodyuk; Kopolovets (Habovda, min. 56), Kozhanov (Hudyma, min. 74) y Zenjov (Kuznetsov, min. 46).
1 – Sevilla FC
Palop; Dabo, Martín Cáceres, Escudé, Fernando Navarro; Konko, Guarente (José Carlos, min. 81), Zokora, Perotti; Kanouté (Romaric, min. 68) y Negredo (Luis Fabiano, min. 74).
Goles
0-1, min.34: Kanouté.
Árbitro
Bas Nijhuis (Holanda). Mostró tarjeta amarilla a los locales Checher y Golodyuk, y a los visitantes Guarente y Fernando Navarro. Expulsó al jugador local Checher por doble amonestación en el minuto 88.
Incidencias
Unos 25.000 espectadores en el Ukrayna Stadium de Lviv, entre ellos un centenar de seguidores sevillistas. Tarde fría, con amenaza de lluvia y terreno de juego en perfectas condiciones. Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo J de la Liga Europa 2010-2011.

Comenzó de menos a más el partido el Sevilla, ya que no salió bien desde el inicio del encuentro, aunque fue mejorando con el paso de los minutos. El primer susto lo recibió Palop, en el minuto cinco, aunque el disparo desde la frontal del área de uno de los jugadores del Karpaty se marchó lejos de la portería sevillista.

Pero la ocasión más clara de los primeros minutos la tuvo el equipo visitante, puesto que Escudé remató al larguero una falta lateral lanzada por Guarante en línea de tres cuartos. Tras minutos de indecisiones continuadas por ambos equipos llegó el primer tanto del encuentro.

En el minuto 34, un saque de esquina que ponía en el corazón del área Perotti, el hombre más vertical de los sevillistas en la primera mitad, Escudé peinaba el esférico en el primer palo y aparecía la cabeza de Kanouté -siempre está ahí para desnivelar la balanza a favor- para poner el 0-1 en el marcador electrónico del Ukrayna Stadium. Con ese marcador y con unas aceptables sensaciones se fue el Sevilla al descanso, ante un rival que le puso bastante más corazón que cabeza, evidenciando una importante falta acuciante de calidad.

Tras el descanso, el Sevilla amasó la victoria
En la segunda mitad el Karpaty, sabedor que todavía estaba en el partido al marcharse ‘sólo’ un gol por detrás en el marcador en el descanso, salió algo más incisivo, aunque el poco peligro que creaban era el abuso del típico desplazamiento largo de balón desde la defensa hacia el delantero, Kuznetsov, que entró en el descanso. Por eso, con el paso de los minutos el Sevilla fue controlando la situación poco a poco y el juego se fue serenando.

Manzano, con el marcador a favor, comenzó a hacer cambios y rotaciones pensando ya en el choque del domingo ante el Athletic en el Sánchez Pizjuán. Sacó del terreno de juego primero y muy seguido a los dos puntas que salieron de inicio, Kanouté y Negredo, y dio entrada a Romaric y a Luis Fabiano, cambiando el sistema a un 4-2-3-1, para tener más presencia en el centro del campo y dejar pasar los minutos sin que Palop y la defensa tuvieran mayores problemas para acabar el partido con la portería a cero.

Segunda victoria del Sevilla consecutiva en la Europa League, que hace que los hombres de Manzano sumen ya 6 puntos y ocupe la segunda plaza del grupo, puesto que el otro resultado le ha beneficiado. Borussia y PSG han empatado a uno en Dortmund, por lo que el equipo francés encabeza la tabla del grupo J con 7 puntos; el Sevilla es segundo, con 6, mientras que con 4 es el equipo alemán el tercero en discordia. La cuarta jornada del equipo de Manzano en Europa será dentro de dos semanas en la vuelta de este mismo encuentro, puesto que será el Karpaty el que visite el Ramón Sánchez Pizjuán.