¿No iba de turismo?

Por  20:15 h.

El Sevilla ha dejado sin ningún tipo de efecto las palabras de Del Nido este mediodía, en las que decía que el equipo no acudía al partido del Camp Nou de "turismo", y ha dilapidado en la primera parte del choque de vuelta de la Supercopa de España la gran renta de 3 a 1 que llevaba el conjunto de Antonio Álvarez. Con la mente más puesta en la cita del martes -vuelta del play-off de la Champions ante el Braga en Nervión-, el Barça se aprovechó e inflingió un severo correctivo a los sevillistas, que acabó cayendo por 4-0, con un tanto de Konko en propia puerta y otros tres de Messi, el último en el minuto 90 de partido.

Barcelona 4 Sevilla FC 0
4 – FC Barcelona
Valdés; Alves, Piqué, Abidal, Maxwel; Xavi (Adriano, min. 88), Keita, Busquets; Bojan (Iniesta, min. 57), Messi y Pedro (Villa, min. 57).
0 – Sevilla FC
Palop; Dabo, Konko, Escudé, Fernando Navarro; Zokora, Romaric (Cigarini, min. 61); Jesús Navas, Alfaro (Perotti, min. 61), Diego Capel (Luis Fabiano, min. 61); y Negredo.
Goles
1-0, min.14: Konko (P.P). 2-0, min.24: Messi. 3-0, min.43: Messi. 4-0, Min. 90: Messi
Árbitro
Teixeira Vitienes (Colegio cántabro). Mostró tarjeta amarilla al local Piqué y al visitante Romaric.
Incidencias
Unos 90.000 espectadores en el Camp Nou que presenciaron la vuelta de la Supercopa de España. Noche calurosa y terreno de juego en perfectas condiciones.

No salió ni mucho menos enchufado el Sevilla en Barcelona y en la primera mitad encajó tres goles claves para el desarrollo del partido. Tras unos minutos de tanteo, la maquinaria del FC Barcelona, catalogado por muchos como el mejor equipo del Mundo en estos momentos, comenzó a funcionar y poco a poco fueron generando llegadas que fueron de menor a mayor en cuanto a peligro. El dominio culé se materializó en el marcador en una jugada desgraciada en el minuto 14, cuando Pedro, que se metió por banda derecha –aprovechándose de un blando marcaje de Navarro y Capel-, hizo un extraño centro-chut que finalmente se terminó introduciendo en la portería de Palop con la colaboración del hoy central Konko.

El francés fue una de las novedades en el once. Compartió centro de la defensa con Escudé. Los otros cambios ya vinieron en la parte de arriba. Álvarez reservó para el partido del martes a Luis Fabiano, al que dejó en el banquillo, y a Kanouté, que se quedó sin vestir y contó en el equipo titular con Alfaro, que hizo de mediapunta, y Negredo, el único delantero en la ciudad condal.

El Barça es muy superior al Sevilla, pero también quizás con los onces de gala en el terreno de juego, el conjunto nervionense podía pelearle la Supercopa al equipo azulgrana, pero se ha podido pensar demasiado en el choque del martes ante el Braga, tanto desde el banquillo, como los jugadores que han saltado al verde del Camp Nou. El rodillo de los hombres de Guardiola continuó y los goles fueron llegando. Antes de la media hora de partido, subió el segundo al marcador, obra de Messi que batió la meta sevillista aprovechando un gran pase interior de Xavi. Y cuando parecía que el partido moría en su primera mitad y el Barcelona jugaba un poco con el resultado, lo que podría haber beneficiado al Sevilla, Messi remataba la faena de los primeros cuarenta y cinco minutos, haciendo valer una buena jugada de Dani Alves por el flanco derecho.

Segunda parte sin historia
En los segundos cuarenta y cinco minutos poco o nada se pudo ver. El Sevilla no se fue hacia arriba, ni siquiera tras el triple cambio claramente atacante de Álvarez, en el que introdujo en el campo a Perotti, Cigarini y Luis Fabiano. El Barcelona tampoco terminaba de matar el encuentro y el equipo sevillista intentó aprovechar los últimos diez minutos para intentar marcar el gol que le llevaría a disputar la prórroga, que para lo que se había visto en los ochenta minutos anteriores era algo impensable para quién estuviera viendo el partido.

Nada más lejos de la realidad, ese milagroso tanto no llegó y al final el Sevilla no logró hacer valer la gran renta que llevó del partido de ida al Camp Nou. Al final, Messi cerraba la cuenta con su tercer gol, cuarto para el Barça para certificar que el primer título de la temporada se queda en las vitrinas del FC. Barcelona y no viajará hacia la capital hispalense en el avión sevillista.