Luis Fabiano se perderá como mínimo tres partidos

Por  3:00 h.

Se avisó de los problemas que tenía Luis Fabiano antes del partido (tal y como adelantó este periódico en su edición del domingo al relatar las molestias del brasileño y la necesidad, incluso, de que fuera revisado por los médicos) y se terminó cumpliendo con las peores previsiones, con una rotura muscular en la pierna derecha que le impedirá jugar en las tres próximas semanas, según fuentes consultadas por ABC de Sevilla.

El brasileño, que se aquejó tan sólo 24 horas antes del duelo ante el Mallorca de unos dolores a la altura de la rodilla, terminó rompiéndose y se perderá, como mínimo, los encuentros de Liga ante el Getafe y el Villarreal, y el de la Liga Europa ante el París Saint Germain. Del mismo modo, tampoco parece segura su participación en el partido ante el Almería, del 12 de diciembre, y el de competición europea frente al Borussia Dortmund cuatro días después. El comunicado de la entidad de Nervión, escueto y bastante claro, informó de que Luis Fabiano sufrió «una rotura miofascial en el músculo semimembranoso de la pierna derecha, según reveló la resonancia magnética a la que ha sido sometido este lunes».

Problemas para Manzano

Con la baja de Luis Fabiano se le acumulan los problemas a Gregorio Manzano, pues no podrá contar con dos de sus mejores hombres en la recta final del año. Jesús Navas espera comenzar en breve los ejercicios de campo, pero parece arriesgado poner ya una fecha para su vuelta. Además, con la ausencia de Luis Fabiano, el entrenador jiennense se verá casi obligado a no darle descanso a Kanouté, su futbolista más determinante.

Otra noticia negativa en cuanto a los lesionados es el pasito atrás que ha dado en su recuperación Fazio, que no pudo ejercitarse con normalidad, según el parte médico, por «no tener buenas sensaciones en el gesto de frenada en el músculo tibial izquierdo». La intención de Manzano es ponerlo en el partido que el Sevilla jugará mañana ante el Granada, pero dependerá de la evolución que tenga su tobillo en las próximas horas. Diego Capel, por su parte, pudo hacer carrera continua y toque suave de balón sin molestias, con uno de los recuperadores físicos del club. Al margen del grupo, también se entrenó Dragutinovic, que está teniendo unas sensaciones positivas aunque prefiere ser cauto a la hora de hablar de una posible reaparición. Otros dos jugadores (titulares ante el Mallorca), Alfaro y Cigarini, completaron el entrenamiento con toda la plantilla y realizaron incluso el partidillo final, junto con Sergio Sánchez.