No aprovechó el conformismo del Madrid

Por  21:45 h.

No pudo ser. El Sevilla no supo aprovechar la falta de ambición del Madrid, que tenía la eliminatoria de cara tras el 0-1 de la ida, durante los primeros 60 minutos del encuentro de vuelta y terminó cayendo por dos goles a cero ante el Real Madrid, con tantos de Özil y Adebayor, este último ya en el descuento. Buen partido de Sergio Sánchez, aunque emborronado por una expulsión en la segunda mitad y debut aceptable para Rakitic. Medel también debutó, pero jugó sólo los últimos minutos del choque, cuando ya el Madrid se había adelantado en el marcador. El Sevilla reclamó en la primera mitad, con el 0-0 inicial, un gol mal anulado, según demostraron las repeticiones televisivas, a Negredo.

R. Madrid 2 Sevilla FC 0
2 – Real Madrid
Casillas; Sergio Ramos, Albiol, Carvalho, Arbeloa; Xabi Alonso, Khedira (Lass, min. 91); Di María (Granero, min. 87), Özil, Cristiano Ronaldo; y Benzema (Adebayor, min, 84).
0 – Sevilla FC
Javi Varas; Martín Cáceres, Sergio Sánchez, Escudé, Fernando Navarro; Zokora, Romaric (Perotti, min. 80), Rakitic (Luis Fabiano, min. 69); Navas, Kanouté (Medel, min. 86) y Negredo.
Goles
1-0: Özil, min. 82. 2-0: Adebayor, min. 93.
Árbitro
Teixeira Vitienes (Colegio cántabro). Mostró tarjeta amarilla a los locales Xabi Alonso, y a los visitantes Fernando Navarro, Martín Cáceres, Zokora y Sergio Sánchez. Expulsó con doble amarilla a Sergio Sánchez en el minuto 85.
Incidencias
Unos 75.000 espectadores en el Santiago Bernabéu, entre ellos unos doscientos seguidores visitantes. Noche fría en Madrid, con el terreno de juego en perfectas condiciones. Partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de José Llopis, ex jugador del Real Madrid.

Mucho ritmo, un balón al palo y otra polémica en contra del Sevilla fue lo que hubo en el desarrollo de los primeros minutos del choque. El equipo de Manzano, con superioridad en el centro del campo gracias a la presencia de Zokora, Rakitic y las ayudas de Kanouté –Romaric comenzó tirado a la izquierda-, tocaba más el balón y buscaba el último pase al hueco, pero la primera ocasión clara la tuvo el Madrid en el minuto cinco. En una jugada muy elaborada del equipo merengue, Sergio Ramos dejó para la entrada por el centro de Di María y el argentino se la colocó para pegar un zurdazo que besó la cepa del palo izquierdo de la meta de Javi Varas. Y como no, para que no cesara la polémica, después de que Negredo batiera por encima a Casillas en un pase entre los centrales madridistas, el asistente de Teixeira Vitienes levantó el banderín por fuera de juego para anular la jugada. Las dos tomas que se pudieron ver por televisión demostraban que el gol debió subir al marcador, puesto parecía que el delantero vallecano estaba en línea con los zagueros madridistas, y si había alguna duda, el colegiado debió dejar la ley de la ventaja.

Después de muchos minutos en los que se jugaba más en el centro del campo que en las áreas, un contragolpe rápido del Madrid, con toque de primeras de Benzema hacia la entrada por banda de Di María, el argentino tocó para Cristiano Ronaldo, que se plantó delante de Javi Varas, pero el meta de Pino Montano despejó el peligro en su salida. Antes de llegarse al descanso con el 0-0 inicial, un Martín Cáceres continuamente superado por Cristiano Ronaldo y Arbeloa, vio una tonta cartulina amarilla por protestar, después de que el colegiado del encuentro le advirtiera más veces. Quedaban los últimos cuarenta y cinco minutos de la eliminatoria y el Sevilla estaba a un solo gol de poder igualarla.

Özil mató la eliminatoria
En la segunda mitad el Madrid parecía no querer ir a matar la eliminatoria, pero es que el Sevilla, aunque lo intentó, no aprovechó muchos minutos de desconcierto y pasividad madridista sobre el terreno de juego. Pese a todo, en una descoordinación sevillista en defensa, Di María hizo intervenir a Javi Varas mediada la segunda mitad. Tras esa jugada, Manzano realizó el primer cambio, retirando del terreno de juego a un entonado Rakitic, que completó un buen debut, y dio entrada a Luis Fabiano, retrasando definitivamente la posición de Kanouté al centro del campo.

Después de que el técnico sevillista apostara por la entrada de Perotti en detrimento de Romaric, para dotar de más mordiente si cabe al ataque nervionense, un espectacular pase de Xabi Alonso a la espalda de la defensa hacia el desmarque por el centro de Özil, dejó que el alemán driblara a Javi Varas y adelantara al Madrid poniendo ya si cabe más complicada la eliminatoria para el Sevilla. En los últimos minutos del choque, Sergio Sánchez cortó un avance de Adebayor, que acababa de entrar en el terreno de juego, momento en el que el colegiado le mostró la segunda cartulina amarilla, emborronando una acertada actuación en el centro de la zaga junto a Escudé. En el descuento, Adebayor marcó el segundo tanto del Madrid, gol totalmente intrascendente en la eliminatoria, puesto que ya estaba decantada con el gol del centrocampista alemán del conjunto merengue.

En el momento en el que el Madrid marcó el primer tanto del encuentro, se acabó la eliminatoria para el Sevilla, que vio cortado el sueño de poder lograr una remontada ya de por sí complicada, sobre todo también después de comprobar cómo en las dos jugadas más polémicas de la eliminatoria, el gol fantasma de la ida y el dudosísimo fuera de juego de Negredo en la vuelta, los colegiados siempre tiraron para el mismo lado.