Por ocho millones se allanaría la salida de Squillaci con destino al Arsenal

Por  3:30 h.

Sevilla FC: Squillaci sonríe en el entrenamiento de ayerEn la antesala del choque en Braga, el presidente del Sevilla, José María del Nido, aseveró que la plantilla estaba cerrada tras la negativa dada a la propuesta del Olympique de Marsella por Luis Fabiano, pero seguro que entonces no contaba el máximo dirigente del Sevilla con que el Arsenal quisiera llevarse a «Toto» Squillaci a la Premier. La oferta por el internacional francés existe, es real, y tanto es así que Monchi y sus colaboradores ya han activado la maquinaria por si la operación fructificara, lo que no puede asegurarse todavía porque, según pudo conocer ABC de Sevilla de fuentes de la entidad de Nervión, la propuesta de los «gunnners» distaba a media tarde de ayer de los ocho millones de euros que aparecieron como montante inicial tanto en medios de comunicación británicos como franceses.

Si las cifras fueran las publicadas no pondría demasiados impedimentos el Sevilla para darle salida a un jugador cuyos traspaso desde el Olympique de Lyon, hace dos veranos, le costó en torno a 6,5 millones de euros y, que no se olvide, tiene 30 años pese a que se trata, a qué dudarlo, de uno de los valores más fiables de la retaguardia de Antonio Álvarez por más que la pasada temporada menguara su concurso hasta los 21 partidos oficiales tras haberse convertido en un fijo indispensable del eje de la zaga, junto a Escudé, en su primer año. El conocimiento del repentino interés del Arsenal por hacerse con sus servicios provocó que el jugador le comunicara al técnico sevillista en los prolegómenos del partido su intención de causar baja en el mismo porque, de haber disputado un solo minuto en el estadio AXA, ya no podría ser un elemento útil para Wenger en la Champions, si finalmente recalara en el cuadro londinense.

No obstante, el subdirector general deportivo del club, Monchi, negó tajantemente a este periódico que esa decisión del jugador provocara un altercado en el vestuario entre algunos de los futbolistas y Antonio Álvarez, al que obviamente le molestó la postura adoptada por el francés porque ello le obligó a cambiar la convocatoria de 19 hombres y prescindir para partido tan trascendental para el futuro de la entidad de un jugador de su jerarquía. Parece que no lleva nada bien Squillaci que el técnico lo utilizara poco en la recta final de la temporada anterior y optara en su lugar por darle la camiseta de titular a otras opciones como Fazio o Cala. Haya fumata blanca o no en este asunto, el club de Nervión no puede quedarse parado y ya ha acudido lógicamente a la lista de alternativas en la búsqueda de un sustituto para el defensor galo.

Una de ellas, aunque no la primera, es el mallorquín Iván Ramis, de 25 años (cumple los 26 en octubre), que la pasada campaña, a las órdenes de Gregorio Manzano en el equipo de su ciudad, completó su mejor año con el conjunto bermellón, aunque tampoco es que se hiciera con un sitio fijo en el once del jiennense. De hecho, en Liga disputó 26 encuentros (todos ellos como titular) y alternó el eje con el ex madridista Rubén y el portugués Nunes. Ramis finaliza contrato en 2011 y han sido varios equipos los que se han interesado por reclutarlo, desde el Celtic de Glasgow en el pasado mercado de invierno (ofreció 2,3 millones de euros) hasta el Español.

Quieren renovarlo
ABC de Sevilla se puso en contacto anoche con Lorenzo Serra Ferrer, vicepresidente del Mallorca, y el que fuera entrenador del Betis comentó desde Tenerife, donde se encontraba ayer desplazado con el primer equipo, que no había mantenido contactos con el Sevilla y que la intención de su club era concretar la renovación de Ramis por considerarlo un elemento básico para el conjunto de Laudrup. No obstante, añadió Serra, escucharían al Sevilla o a quien le preguntasen por el jugador, «como hacemos siempre». Si el club nervionense moviera ficha en esa dirección, cuentan desde Mallorca que por tres millones o incluso una cantidad inferior no habría pegas para que Ramis se convirtiera en el sustituto de Squillaci. De poner éste rumbo a Londres, es seguro que alguien tendrá que reemplazarlo porque, mientras Dragutinovic y Sergio Sánchez sigan en el dique seco, la defensa se quedaría cogida con alfileres, con sólo tres especialistas para el centro: Escudé, Fazio y Cala.