Unos se ponen las pilas y otros las pinturas de guerra

Por  3:00 h.

El partido resultó propicio para el Sevilla en todos los sentidos, como reconocía el propio Gregorio Manzano al término del encuentro. El rival, a priori, permitía jugar con el fondo de armario de una plantilla que recupera efectivos para los últimos meses de competición, de ahí que el técnico tomara la sabia decisión de dejar en el banquillo a Frederic Kanouté. Pecata minuta si el que salta en su lugar es Luis Fabiano. El brasileño no se tomó el pleito a título de inventario, pues sabía que éste podía ser la llave de su titularidad el próximo miércoles ante el Real Madrid. Sus tres goles no le habrán dejado duda alguna al de Bailén, que tiene la gran ventaja sobre otros rivales directos —al menos los que lo son en la Liga— de tener en sus filas a tres goleadores contrastados. El nacido en Brasil mostró ayer buena parte de su selecto repertorio, pues marcó primero de soberbio cabezazo casi al borde del área, anotó el segundo con eficacia desde el punto de penalti y cerró su cuenta con una jugada personal —con «caño» a su marcador y remate inapelable— en que volvió a aflorar su calidad. Con su actuación frente al Levante da impresión que Luis Fabiano vuelve a ponerse las pilas. Con los tres tantos de anoche suma ya ocho en Liga (los mismos que Kanouté y dos más que Negredo), pese a ser el que menos ha jugado de los tres, tal y como se puede leer en ABC de Sevilla.

Primer «hat-trick» en Liga

Pese a ser esta su sexta temporada en el Sevilla el de anoche es el primer encuentro de Liga en el que anota por partida triple. Y pese a haber superado recientemente la centena de goles desde su llegada a Nervión en el verano del 2005 su único partido con la camiseta sevillista es que había repetido la marca había sido en la vuelta copera ante la modesta Ponferradina.

Lo de ayer demuestra que «O Fabuloso» vuelve a ponerse las pilas, gran noticia para el sevillismo ahora que puede contar con Navas de aliado por la derecha. El de Los Palacios, que pese a asistir en el 1-0 no cuajó un buen partido frente al Levante sí sorprendió en el spot difundido al término del partido para alentar a la afición ante la semifinal de Copa frente al Real Madrid. El extremo recién renovado, como otros compañeros —Palop, Martín Cáceres, Romaric o Capel— aparece untándose por el torso y la cara pinturas roja y blanca. Estas «pinturas de guerra» quieren hacer ver gráficamente el espíritu combativo de un equipo que se ha especializado en los últimos años en ofrecer su mejor cara en este tipo de eliminatorias.

Los mensajes en portugués —«Vamos a deixar-te sem o título»— añaden picante a una eliminatoria ya cargada de tensión y alicientes después del último Real Madrid-Sevilla de Liga. En el recuerdo no tan lejano otra semifinal ante el coloso blanco de La Castellana. Aquella en que Valdano bajó a las catacumbas del Sánchez-Pizjuán porque no le estaba gustando el arbitraje de Iturralde…