Viaje con la ilusión de regresar con un nuevo título

Por  11:36 h.

El Sevilla Fútbol Club ponía rumbo a Barcelona en torno a las 11:30 de la mañana en vuelo directo desde el aeropuerto de San Pablo hasta el del Prat de la ciudad condal. Esta tarde, en las instalaciones del conjunto culé, tendrá lugar la última sesión preparatoria de cara al encuentro de vuelta de la Supercopa de España que se disputará mañana en el Camp Nou ante el conjunto de Pep Guardiola. Antonio Álvarez, al tratarse de un título, ha querido desplazar a toda su plantilla, excepción claro está de los jugadores que se encuentran apartados del primer plantel, Chevantón, que está muy cerca de concretar su marcha al Lecce italiano, y Aldo Duscher.

Entre los expedicionarios se encuentra Sebastién Squillaci, aunque al francés se le ha podido ver serio y algo apartado del resto del grupo, puesto que nada más llegar a la terminal de salidas del aeródromo sevillano, ha sido el único que ha ido a una de las tiendas y ha llegado el último para recoger la tarjeta de embarque en la taquilla de la compañía. Álvarez ya decía en rueda de prensa esta mañana que el galo no va a jugar mañana ante el Campeón de Liga y al futbolista se le ha podido ver algo ausente en los prolegómenos del viaje hacia tierras catalanas, siendo el objetivo de los flashes de las cámaras fotográficas y de las de televisión.

El equipo sevillista, con el presidente Del Nido a la cabeza, viaja con el sueño de hacer bueno el 3-1 de la ida la semana pasada en Nervión y poder regresar el domingo con un nuevo título para las vitrinas, el séptimo de la era ‘Del Nido’. Sería además, la segunda Supercopa ganada al otro grande de nuestro fútbol, tras la conseguida en agosto del 2007 en el Bernabéu ante el Real Madrid (6-3 en el global)

Redacción

Redacción