Otro que se «cuela» en el club de los 200

Por  4:50 h.

Sevilla FC: Luis Fabiano en un partido de esta temporadaDe la generación actual de jugadores del Sevilla está todo glosado. Han tocado plata una gran parte de integrantes de la plantilla mediante la conquista de seis títulos—continentales y nacionales—, han ingresado por derecho propio en la historia de una entidad centenaria, se han ganado así un hueco destacado en el panteón de las leyendas del sevillismo… y se han hecho, al cabo, «mayores» en el club, defendiendo la inmaculada elástica del cuadro nervionense. Con todo, no debe tomarse esta última la frase desde la literalidad porque en el fútbol actual, a tal velocidad gira la noria, que pronto, en poco tiempo, se dirá incluso que un futbolista es ya un veterano cuando apenas esté arrimándose a la frontera de los 30.

Quienes han esculpido con letras de oro las etapas más refulgentes de la contemporánea historia del club hace mucho que trascendieron ya el presente de la entidad. Caminan desde hace ya tiempo en busca de los récords, ya sean colectivos o individuales, y como pasó con hasta nueve compañeros de su misma «promoción», a Luis Fabiano le llegará la hora, tal vez en el encuentro de Liga frente al Deportivo en el Sánchez Pizjuán del domingo 12, de colarse en el selecto club de los futbolistas que han vestido 200 veces o más la camiseta del Sevilla en partido oficial. Aquí valdría aplicar el popular axioma de la tauromaquia: «son muchos los llamados pero pocos los elegidos…» Pudo hacerlo en el Ciudad de Valencia, pero la historia de aquel choque ya se conoce: apostó Álvarez (otro ilustre, con 357 partidos en su currículum) por Negredo y no pudo canjear su partido 200 y tener la oportunidad de darle aún más lustre a una cuenta goleadora que se ha detenido, por ahora, en las 95 dianas.

De la relación entre partidos y goles resulta un promedio de 0,47 tantos por encuentro que encima el insuperable de su compañero de línea, Kanouté (0,5 una barbaridad). El brasileño hará, pues, historia en La Coruña —más bien la seguirá escribiendo— al convertirse en el quincuagésimo futbolista de la historia del Sevilla que alcanza la cifra de los dos centenares de participaciones, un hito al que ya llegaron antes David Castedo (288), Navas (283), Renato (259), Daniel (249), Palop (233), Adriano (223), Kanouté (220), Javi Navarro (214) y Martí (206), por citar a todos los que forman parte de esa relación y cuentan con el común denominador de haber pertenecido a uno o varios planteles a partir del punto y aparte que significó el bautismo de Eindhoven, en mayo de 2006, con la conquista de la primera Copa de la UEFA.

Es Luis Fabiano, pues, el décimo integrante de esa generación que se arrima a tan importantes registros, pero puede que no sea el último, ya que Escudé, con 172 y casi tres temporadas de contrato por delante, tiene posibilidades de ingresar en ese club, al igual que Diego Capel (138) e incluso Dragutinovic (158). En la antesala de las 200 actuaciones, a Luis Fabiano le resultará mucho más difícil darle alcance al tríptico de grandes goleadores de la institución. Sus 95 dianas quedan lejos aún de esa «Santísima Trinidad» que forman Campanal (217), Arza (204) y Araújo (160). Todo se andará…