El dilema de vender o no a Luis Fabiano, en vísperas de jugarse la Champions

Por  8:20 h.
Mientras el Olympique de Marsella sigue rematando ventas que le permitan tener la liquidez suficiente para hacer una propuesta al Sevilla lo suficientemente convincente —lo más cercana posible a los veinte millones de euros, incentivos incluidos— para que éste acepte vender a Luis Fabiano, en el club de Nervión crece el debate sobre la idoneidad de desprenderse de su más acreditado goleador en las puertas de jugarse un título y el ser o no ser en la máxima competición continental.
Está claro que si al ariete titular de Brasil en el pasado Mundial le quedase más de un año de contrato, Del Nido ya hubiese salido al paso de todos estos rumores para decir frases al uso como que por el dinero que se dice —pasadas las ocho de la tarde de ayer seguía sin aparecer oferta alguna por el «10» sevillista, ni de Marsella ni de ninguna otra procedencia— que va a ofrecer el equipo que entrena Deschamp «no se llevan ni los cordones de las botas de Luis Fabiano». Pero el panorama es otro, ya que el contrato del delantero representado por José Fuentes vence dentro de once meses y lo que la entidad marsellesa le ofrece al goleador nacido Campinas —se habla de cuatrocientos mil euros mensuales durantes tres años, más otro opcional— dista mucho de lo que podría ganar en el Sevilla en una hipotética ampliación de contrato.
Este controvertido panorama se suscita además en las vísperas de iniciar la competición oficial con la Supercopa de España en juego y a menos de una semana de disputar el cara o cruz de una eliminatoria que determinará si este año se compite en Europa en primera (Champions) o en segunda (Liga Europa).
Tampoco hay mucho margen de maniobra, toda vez que si Luis Fabiano jugase el miércoles en Braga, quedaría inhabilitado para disputar la fase de grupos de la Liga de Campeones, competición en la que precisamente quiere hacerse fuerte el Olympique de Marsella firmando al «9» de «verdeamarelha». Para activar la operación llega hoy a la capital hispalense José Fuentes, quien, antes de partir ayer desde Brasil mostró a ABC su confianza en que todo pudiese quedar cerrado antes del sábabo, lo que inhabilitaría al todavía delantero sevillista para jugar frente al F. C. Barcelona.
También se apunta desde Marsella la inminente llegada a Sevilla del director general del club galo, Antoine Veyrat, una vez finiquitado el traspaso de Niang al Fenerbahçe. Mientras tanto, desde Francia se asegura que dos de los futbolistas que el Sevilla tendría en cartera para cubrir este pregonada venta serían los delanteros de 23 años Loïc Remy, por el que el Niza pretende sacar diez millones de euros, y Kevin Gameiro, del Lorient, donde ha metido 32 goles en las dos últimas campañas.