Armenteros y Luna, los únicos que podrán convencer a Marcelino

Por  10:31 h.

Tras las incorporaciones de Trochowski, Manu del Moral y Coke, en el conjunto sevillista esperan tratar los fichajes de un central y un delantero más, aunque según dejaron entrever ayer Monchi y Del Nido durante la presentación de Manu del Moral, no van a tener prisa por cerrarlos, por lo que la dirección deportiva se va a centrar en colocar a los jugadores con los que Marcelino García Toral no va a contar de cara a la temporada que viene.

En cuanto a los cedidos de la última campaña, Cala ya sabe que tiene que buscarse equipo para la temporada 11-12, porque “lo mejor sea que sigua un año más cedido”, tal y como dijo el director deportivo sevillista ayer, y lo normal es que ocurra lo mismo con el que ha sido compañero en el Cartagena, José Carlos. Pero hay dos jugadores que sí van a tener la oportunidad de convencer a Marcelino y hacerse con un hueco en la plantilla para la próxima campaña: Armenteros y Luna.

Emiliano Armenteros ha hecho un temporadón en el Rayo Vallecano. Ha sido uno de los líderes del equipo de José Ramón Sandoval en el camino hacia Primera división y ha firmado unos números impresionantes, jugando 36 partidos y anotando un total de 20 goles, siendo más un jugador zurdo de segunda línea que un delantero centro nato. En Vallecas están encantados con él, pero tendrá que incorporarse al Sevilla el día 4 de julio para iniciar la pretemporada junto al resto de sus compañeros, primero en la ciudad deportiva y luego del 9 al 18 de julio en Costa Rica. Marcelino lo conoce bien, puesto que lo ha visto en varios partidos de la última campaña en el Rayo, aprovechando que su hijo juega en los escalafones inferiores del club rayista. El Sporting y el Osasuna han mostrado interés por Armenteros, pero en todo caso tendrán que esperar a que el Sevilla tome una decisión definitiva, una vez haya trabajado a las órdenes del técnico asturiano.

Por su parte, Antonio Luna llegó a Almería en el pasado mercado invernal. Después de acabar la temporada 09-10 con muchísima fuerza, jugando el último partido en Almería y la final de Copa ante el Atlético de Madrid, en la primera parte de la temporada contó con pocas oportunidades durante la Liga, aunque disputó la Supercopa de España ante el Barcelona, pero el club lo renovó por cuatro temporadas más, por lo que confian en la proyección del lateral nacido en Baleares. No ha podido evitar el descenso con el Almería en la temporada 10-11, pero ha contado con la confianza de José Luis Oltra, que sustituyó a Lillo, y de Roberto Olabe, que sustituyó al propio Oltra, y los informes con los que cuentan en la secretaría técnica nervionense son muy positivos, por lo que quieren ponerlo ante Marcelino y que, dado su crecimiento, pueda imrpmir competencia a Fernando Navarro en el flanco zurdo de la defensa sevillista. Ha jugado 13 partidos de la segunda vuelta, todos ellos como titular y ha dejado muy buena impresión en tierras almerienses y lo que destacan de él es que sin ser un jugador de la casa, se le ha visto muy comprometido hasta el último momento.