El club recalcula la ruta para llegar a los dos fichajes que aún quedan

Por  8:06 h.

Sevilla FC: El presidente, José María del Nido, durante la entrevista concedida a ABC de Sevilla y orgullodenervionNada de prisas. Es la consigna en el Sevilla en lo que concierne a los dos fichajes que aún pretende hacer el club para rematar el plantel que a partir de la próxima semana dirigirá Marcelino Gracía Toral y por lo tanto no preocupa en absoluto que el técnico asturiano tenga que empezar a trabajar sin estos dos futbolistas que, eso sí, más pronto que tarde llegarán al vestuario sevillista para redondear el grupo de 17 hombres de nivel parejo que la secretaría técnica quiere que convivan a las órdenes de su entrenador. Es el objetivo y se va a cumplir, según se puede leer en las páginas de deportes de ABC de Sevilla.

Acostumbra el Sevilla a hacer los deberes en tiempo y forma, pero también hay ocasiones en las que hay que recapacitar y respirar para volver a la carga y «cazar» en el mercado a los futbolistas que encajen con los perfiles demandados por los responsables técnicos del club y del equipo. Después de las incorporaciones de Coke, Trochowski y Manu del Moral, más la contratación en firme de Martín Cáceres, se estima en el Sevilla que lo que falta para completar un equipo tan competitivo como se pretende es un central zurdo y un delantero, pero las primeras opciones barajadas se han revelado por el momento inaccesibles bien por las peticiones de sus clubes o de los propios futbolistas, que exceden de lo que la entidad nervionense consdiera que se puede invertir en los perfiles deseados. Así, y dado que Marcelino está de acuerdo, se ha decidido no mover pieza, seguir buceando en el mercado y esperar el momento oportuno para hacer las operaciones adecuadas y que definitivamente el plantel termine reforzándose de la forma conveniente.

Todo está listo

Y es que Marcelino tiene ya el suficiente material humano para empezar a trabajar sin inquietudes. Le preocupa mucho más el excedente de equipaje al que tendrá que enfrentarse en estas primeras semanas de trabajo que las pocas carencias que aún detecta en el grupo. De hecho, es que se puede decir que el asturiano ve perfectamente dibujado un primer once base para esta pretemporada y además sabe que hay relevos suficientes para las mayoría de las posiciones, de modo que la llegada ulterior de un par de nuevos jugadores no ha de alterar la mecánica de trabajo que comenzará a ensayar en unos días.

Con Coke listo para hacerse con el lateral derecho de la defensa, más Trochowski y Manu del Moral ante la tarea de pelear sendos puestos en la alineación contra el croata Rakitic y el maliense Kanouté, es evidente que no hay problemas para ir configurando el bloque de esta temporada. Es más, El delantero que ha de llegar se encontrará con la competencia de Negredo y el central con tendrá que desbancar a Escudé de su puesto en el eje de la zaga, y todo esto lo único que quiere decir es que no hay necesidad de buscar estrellas de relumbrón y ni siquiera titulares indiscutibles porque lo que se está intentando hacer es equilibrar la plantilla para que las ausencias siempre tengan un relevo adecuado.

El Tottenham quiere apostar por una hipotética y no descartable cotización al alza de Giovanni Dos Santos tras su concurso en la Copa América. De momento no hay negociación posible por un futbolista que a Marcelino le convenció plenamente en la segunda vuelta de la Liga pasada, ya que el club inglés no quiere abrir el diálogo si no es con una primera oferta realmente importante por el jugador, y esto significa, según las fuentes consultadas, que habría que poner sobre la mesa al menos seis millones de euros para acercarse a los siete que a fecha de hoy quiere el equipo londinense por el mexicano. Puede ocurrir que a Dos Santos le vaya muy bien en la Copa América y se refuerce la posición del Tottenham en este sentido, como también puede pasar que el atacante no tenga suerte en el torneo suramericano y finalmente los británicos tengan que ceder en sus pretensiones iniciales para llegar a un acuerdo con el club que quiera hacerse con Dos Santos.

Con esto, ahora lo que se impone en la entidad nervionense es recalcular y evitar la precipitación. Marcelino ya tiene equipo e incluso un once con el que comenzar a trabajar e incrustar un central, si Escudé se deja, o tener una alternativa más para la delantera no es cuestión perentoria.

Redacción

Redacción