El Español le comunica a Romaric que no puede ficharlo en el precio pactado

Por  5:00 h.
Sevilla FC: Romaric conduce un balón en un partido con el Español

La alta ficha del jugador y el precio establecido cuando se firmó el contrato de cesión de Romaric al Español, 2,5 millones, parecen condiciones imposibles para el conjunto catalán, que ya le ha comunicado al entorno del jugador que difícilmente podrán contar con él a partir de la próxima temporada. Y es que la derrota del pasado fin de semana, ante el Barcelona le da al Español cero opciones de quedar clasificado en la octava posición. Hay que recordar que ésta era una de las cláusulas que se firmó entre las dos entidades por la cual el club barcelonés se vería «obligado» a comprar al jugador en el precio pactado, 2,5 millones al Sevilla, y mantener la ficha de Romaric en el equipo blanco durante las cuatro próximas temporadas. Fue el propio director deportivo del Español, Ramón Planes, el que le hizo llegar a personas cercanas a Romaric la difícil situación económica en la que se encontraba el Español y que, salvo venta rápida de algún jugador y a un precio fuera de mercado, se verían sin posibilidad de cumplir con las cantidades habladas en verano.

Si bien es cierto que durante el pasado mes de enero se habló de la opción de ejecutarla sin esperar a que se acabara la Liga y, por ende, sin necesidad de saber si el futbolista jugaba el número mínimo de partidos (25) y que el equipo quedara octavo en la clasificación, finalmente se ha pensado en que la operación es inviable.

El futbolista, que ha hecho una buena temporada a las órdenes de Mauricio Pochettino, tendrá que volver así a la disciplina del Sevilla, salvo que el club de Nervión decidiera renegociar las condiciones y que el jugador viera mermada considerablemente su ficha.

En cualquier caso, fuentes consultadas aseguran que la campaña realizada por Romaric en el Español le ha valido para volver a tener un buen cartel en Francia. La continuidad que ha tenido en el equipo catalán (salvo en las últimas jornadas, en las que ha tenido algunos problemas físicos) ha provocado que varios clubes galos se hayan puesto en contacto con sus agentes para conocer cuál es la situación del futbolista. Hasta el pasado fin de semana se les comunicó que el Español tenía una cláusula por la que se vería obligado a comprar al jugador; ahora, todos los ofrecimientos serán estudiados…

En otro orden de cosas, el Sevilla continúa con su planificación de la próxima temporada. En primer lugar, y como pieza básica, los rectores de la entidad de Nervión esperan tener una reunión en breve con el entrenador, Míchel, para conocer cuáles han sido sus sensaciones en esta etapa en el conjunto blanco. No se tiene tomada una decisión y el nombre de Joaquín Caparrós también suena con fuerza. El técnico utrerano, que de ganar este fin de semana dejaría al Mallorca en Liga Europa, está deseoso de recibir la llamada del Sevilla y volver a su casa. El sevillano tiene una propuesta de renovación de Lorenzo Serra Ferrer, pero, sin embargo, y a pesar de lo que se había hablado en los últimos días, el Valencia se ha decidido finalmente para su banquillo por el argentino Mauricio Pellegrino (ayer se hizo oficial; el ex jugador del conjunto valencianista firmó por dos temporadas).

También Míchel ha mostrado su deseo de continuar en el equipo de Nervión. El preparador madrileño adujo en la última rueda de prensa ofrecida que había serios argumentos en su trabajo para poder seguir en el banquillo. El técnico entiende que con una pretemporada será capaz de sacarle el máximo provecho a jugadores que esta temporada no han estado a su altura, caso del croata Ivan Rakitic y el utrerano José Antonio Reyes.