“El cambio de lugar no va a suponer ningún contratiempo”

Por  3:30 h.

Tenía todo preparado para trabajar con los jugadores en Costa Rica, pero los problemas de última hora le obligaron a "emigrar" a Rota; aún así, el preparador físico del Sevilla, Ismael Fernández, está satisfecho.

> “trabajamos en función del lugar dónde íbamos a ir, pero estamos adaptados”

«Nos gusta que no todos los jugadores entrenen por igual y que lo hagan en función de la demanda por el historial de lesiones de cada uno

«La idea es que, independientemente de los rivales, el equipo tenga claros los conceptos

—¿Qué diferencias hay entre haber hecho la pretemporada en Costa Rica a hacerla en Costa Ballena?

—Diferencias dentro de la parte física en concreto no hay muchas. Nosotros seguimos trabajando, porque para eso están las pretemporadas, para trabajar y preparar la siguiente temporada. Hubo un gran contratiempo, porque el club y todos teníamos previsto ir a Costa Rica y en ese sentido lo único que cambia es el lugar. Nosotros lo teníamos todo preparado para ir allí, pero por los problemas que todos conocemos, no ha podido ser; nos hemos reunido todos y hemos hecho un «feedback» analizando la nueva situación y a partir de ahí, a preparar todo el trabajo.

—En cuanto a la preparación en sí, ¿ha supuesto algún cambio para el cuerpo técnico?

—Nosotros lo que hemos tenido que hacer ha sido reestructurar todo; ese ha sido el único cambio. Estaba previsto viajar… uno trabaja en base a dónde tenemos que ir y al final se ha tenido que cambiar todo. Nos hemos adaptado sin ningún problema a Costa Ballena, hemos estudiado todo lo que teníamos previsto y a partir de ahí, seguimos avanzando dentro de la pretemporada en los aspectos físicos, técnicos y tácticos.

—¿Cuál es el estado actual de los futbolistas del Sevilla?

—Es bueno. Están siguiendo la progresión habitual de cualquier pretemporada, intentando asentar y consolidar los conceptos dentro de mi parcela, que es la parte física. Luego, paralelamente, intentamos prevenir las lesiones, llenar los depósitos lo máximo posible para luego afrontar la temporada de la mejor forma. Hay una parte de cohesión, conocernos todos y ver las nuevas formas de entrenamiento. Luego ya asentaremos valores, como la intensidad, la concentración, aspectos que van a estar presentes durante toda la temporada.

—¿Qué funciones tiene el «power breathe»?

—El nombre comercial es ese, pero estamos hablando de una herramienta aplicable al día a día de los entrenamientos, para hacerlos más dinámicos en el campo. No deja de ser una forma de trabajar la musculatura ventilatoria inspiratoria, intentando simular un poco ese facilitar del trabajo en hiposia. Lógicamente tenemos que trabajar en altitud y esto lo que nos facilita es alcanzar frecuencias cardíacas más elevadas, con un menor ritmo y menor fatiga de lo que se produce habitualmente en lo muscular. Será algo habitual, como también lo serán las carreras por el campo de golf; como le decía antes, es una nueva tecnología aplicada al entrenamiento.

—¿Qué otras técnicas implantarán en el Sevilla?

—Adaptaremos a los futbolistas a nuestra metodología de entrenamiento. Haremos dobles o triples sesiones, hoy (por ayer) por la tarde, por ejemplo, empezamos a las siete menos cinco, pero ya a las seis bajará al gimnasio un grupo para hacer un entrenamiento más individualizado en base al historial deportivo y de lesiones de cada uno y a los test individuales que vamos a ir realizando durante la pretemporada. A nosotros nos gusta mucho individualizar la carga de trabajo para que no todos los jugadores se entrenen por igual, sino que cada uno tenga las demandas o los requerimientos que necesite en base a su historial de lesiones. Lo demás es asentar las bases del entrenamiento técnico-táctico y que físicamente podamos demandar esos requerimientos que va a querer el míster con sus sistema durante noventa minutos y de la forma más rápidamente posible.

—¿Supone algún contratiempo la diferencia de nivel de los rivales que se encontrará en pretemporada en Costa Ballena?

—Allí se iban a jugar dos partidos y aquí hemos metido uno más para que sean tres antes del que tenemos previsto con el Xerez. Se ha hecho para compensar el nivel competitivo con el volumen de partidos. La idea es que, independientemente del rival y del lugar donde se realice, los conceptos que se trabajan durante toda esta semana se plasmen y la idea esté siempre presente. Llegaremos a los partidos entrenando con dobles o triples sesiones y habrá una gran fatiga en lo muscular por parte del jugador. Lo que tenemos que intentar es, independientemente del contrario, asentar los conceptos técnico-tácticos.