La peor temporada de la ‘Era Del Nido’ acabó sin Europa

Por  12:14 h.

Decepcionante temporada la realizada por el Sevilla y que ha acabado de forma bastante negativa con la no clasificación para las competiciones europeas de la próxima temporada. Después de ocho años clasificándose consecutivamente para la UEFA o la Champions League, el plantel nervionense ha sido muy irregular, tanto en juego como en resultados y, para lo exigido en el pasado verano con Marelino en el banquillo, el equipo acabó en una triste novena posición, a cinco puntos de la sexta plaza y a ocho puntos de la cuarta.

Además, en el club no se ha terminado de encontrar con el proyecto que consolide al equipo como tercer club de España y ha cumplido una nueva campaña en la que dos entrenadores han trabajado con el equipo. Con Marcelino, el equipo no encontró el patrón de juego necesario y los resultados no acompañaron. Y a Míchel el arreón final no le valió para lograr definitivamente el objetivo. El técnico asturiano comenzó a gustar al Sevillismo desde pretemporada, puesto que el equipo practicaba un fútbol agradable para la vista, pero con el arranque de lo serio empezaron los problemas. Capítulo aparte habría que hacer con la planificación, algo que dejó al equipo bastante tocado. Con el historial de lesiones que lleva a sus espaldas, el club decidió seguir contando con Perotti y deshacerse de Diego Capel, que no lo ha hecho nada mal en su primer año en el Sporting de Lisboa, fichando a Manu del Moral, aunque la posición de la banda izquierda fue reforzada en invierno con la llegada de Reyes. Otro caso fue el de Martín Cáceres. El campeón de América con Uruguay era el mejor defensor de la plantilla, con algún error aislado, pero el Sevilla recibió a mitad de campaña una oferta mareante de la Juventus, incrementada si los italianos ganaban la Liga. Se decidió venderlo y para completar la zaga se repatrió a Cala, que se encontraba cedido en el AEK de Atenas.

Con estos mimbres fue avanzando la temporada y el Sevilla veía cómo sus rivales se le adelantaban en la carrera por el objetivo. Nadie contaba con el Levante, y al final, jugará la Liga Europa el próximo año, pero equipos como el Málaga, el Atlético de Madrid, ganaron la partida al Sevilla.

El cambio de entrenador llegó tras la derrota frente al Villarreal en Nervión. Nadie imaginaba al comienzo de la temporada un final así para Marcelino, puesto que en la planta noble del Sánchez-Pizjuán había muchas ilusiones puestas en el triunfo del asturiano, que sería el triunfo del Sevilla. El conjunto amarillo, que se ha llevado toda la Liga peleando por el descenso, que consumó en la última jornada, sorprendió y ganó al Sevilla en Nervión (1-2), lo que enervó las iras de los aficionados y ‘obligó’ a los directivos a tomar la decisión de cambiar al técnico. Llegaba Míchel tras buenos y malos momentos en Getafe, pero el Sevilla no terminaba de arrancar. Se terminó por asumir que la temporada venía siendo muy extraña, con altibajos y falta de compromiso de algunos jugadores, lo que restó a todo el plantel al final.

Ahora se mira al futuro en Nervión. Se ha confiado en Míchel porque parece tener las soluciones a los problemas que el vestuario ha demostrado durante la campaña. Ojalá la apuesta sea de verdad y por el bien del sevillismo, el madrileño devuelva a la entidad a los puestos europeos, que será bueno para todos.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
El agente de Zozulia: "Ya no le preparan la ropa y le han quitado la taquilla y el dorsal" https://t.co/e3PfLfIQqb - 4 horas ago