Marcelino y su equipo implantan el power breathe

Por  3:30 h.

Como acontece de cuando en cuando en el inicio de las concentraciones de pretemporada, los responsables del apartado físico sorprenden tanto a los jugadores como a los aficionados y enviados especiales incorporando alguna técnica novedosa.

En esta ocasión ha sido el preparador físico Ismael Fernández el encargado de obsequiar a los asistentes al entrenamiento vespertino de ayer con un llamativo aparato que tuvieron que colocarse en la boca los futbolistas sevillistas. El invitado especial se llama power breathe y según explicó el médico del equipo, Juanjo Jiménez, su función específica es la de hacer trabajar al completo la musculatura ventilatoria. Con el uso de este tubo, se simula un trabajo físico en altura, lo que permite a los jugadores operar al máximo con cada uno de los músculos que participa en labores respiratorias, tal y como se puede leer en las páginas de ABC de Sevilla.

Como se pudo comprobar in situ, los integrantes del plantel nervionense realizaron diferentes ejercicios en carrera con el tubo en la boca y la nariz tapada, de forma que ejecutasen las órdenes dadas por el preparador Ismael Fernández, hombre de confianza de Marcelino García Toral en la parcela física desde que el entrenador asturiano diese el salto a los banquillos.

El power breathe es una técnica orientada al entrenamiento específico de la musculatura inspiratoria. Se utiliza por parte de deportistas de alto nivel como ciclistas, alpinistas y triatletas que requieren un plus en su resistencia aeróbica durante el desarrollo de las competiciones.