Munúa mantiene las dudas tras la debacle de Getafe

Por  22:30 h.

Empate a uno entre Sevilla FC y Levante UD en el Ramón Sánchez Pizjuán, con el que el equipo de Míchel no termina de aclararse tras la goleada sufrida el lunes en Getafe. Pudo ganar el partido al final, pero un penalti que Munúa supo atraparle a Negredo evitó el triunfo local. Antes, en el primer tiempo, el propio Negredo y Koné firmaron las tablas con las que se llegó al final del encuentro.

Sevilla FC 1 Levante 1
1 – Sevilla FC
Javi Varas; Cala, Fazio, Escudé (Deivid, min. 45), Fernando Navarro; Jesús Navas, Medel, Trochowski, Luna (Reyes, min. 53); Manu del Moral y Negredo.
1 – Levante UD
Munúa; Pedro López, Cabral, Ballesteros, Javi Venta; Xavi Torres (Farinós, min. 77) , Iborra; Valdo (El Zhar, min. 77) , Barkero, Botelho (Juanlu, min. 87); y Koné.
Goles
1-0. Min. 20, Negredo. 1-1. Min. 27, Koné.
Árbitro
Velasco Carballo (C. Madrileño). Mostró cartulinas amarillas a los locales Escudé, Medel y Manu del Moral, y a los visitantes Iborra, Javi Venta, Valdo y El Zhar.
Incidencias
Unos 30.000 espectadores en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Partido correspondiente a la 35ª jornada de Liga en Primera división. La afición sevillista protestó al comienzo del partido por el cambio de horario del partido por la disputa del Barça-Madrid.

Primera parte atractiva en el Ramón Sánchez Pizjuán entre dos equipos con estilos muy marcados, el Sevilla, buscando la victoria desde el primer minuto, teniendo la pelota y alguna ocasión bastante clara, y el Levante, como siempre, esperando a su rival e intentando salir a la contra, lo que le ha llevado a permanecer en la parte alta de la tabla desde el comienzo de la competición. Las cartas estaban encima de la mesa desde muy pronto y se veía al equipo de Míchel dominador sobre el terreno de juego, tocando la pelota y buscando la portería de Munúa y siempre mascando el peligro.

Así, con más intentos que ocasiones claras llegó el primer gol sevillista. En el minuto 20, una gran jugada de Luna por el flanco izquierdo del ataque local, en la que incluso dejó sentado al lateral Javi Venta, acabó con gol de Negredo, que batió al guardameta uruguayo justo dentro del área pequeña, por lo que el portero visitante poco pudo hacer ante el remate a bocajarro. Luego sí que tuvieron los nervionenses una clara ocasión para poner tierra de por medio. De nuevo Luna, que volvió a destacar en la izquierda durante todo el partido, avanzó hacia la línea de fondo y dejó un balón atrás para Manu del Moral, pero el jiennense envió su disparo por encima de la portería visitante.

Y a partir de ahí apareció el Levante, que fue creyéndoselo poco a poco. En una de sus salidas rápidas con el balón, Botelhó se hizo un sitio entre la defensa local y puso un balón franco para Koné, pero el marfileño no acertó con el marco defendido por Javi Varas, algo que sí consiguió cinco minutos después. Barkero, en una cabalgada por el centro, dejó un balón para la entrada del delantero cedido precisamente por el Sevilla y el ‘2’ azulgrana no falló y marcó el empate. No lo celebró, pero con ese tanto está cerca de renovar automáticamente una temporada más con el equipo sevillista.

Con el jarro de agua fría que supuso el empate, dos hechos reseñables al final del primer tiempo: la decimoquinta amarilla que vio Medel, lo que le hace cumplir ciclo y poder estar por sanción ante el Madrid en el Bernabéu, y la lesión de Escudé que, doliéndose del isquiotibial, abandonó el terreno de juego, lugar que ocupó el canterano Deivid.

En el segundo tiempo fue cuando llegaron las mejores ocasiones del partido para cada equipo y ambos equipos pudieron llevarse los tres puntos. El Sevilla comenzó dando primero, puesto que en el minuto cincuenta y en el 60 Manu del Moral y Trochowski tuvieron sendas oportunidades para poner a su equipo por delante, siendo la más clara la del jiennense, puesto que fue un defensor sobre la línea de gol el que evitó que la pelota terminara entrando. Luego fue Koné que, en una nueva contra, no marcó el segundo tanto y fue Javi Varas el que repelió el disparo con su cuerpo.

Pero el Sevilla tuvo dos más. La primera de Fazio, que en el minuto 79, remató de cabeza un saque de esquina, Munúa no logró atajar el balón y nuevamente un defensor fue el que despejó el peligro de su portería. Pero la segunda fue la más clara de todas. Velasco Carballo pitó penalti de Javi Venta sobre Reyes, que volvió a los terrenos de juego tras lesionarse antes del choque ante el Athletic de Bilbao, lo lanzó Negredo pero el meta uruguayo del Levante acertó con el lanzamiento y detuvo la pena máxima. Al final empate a uno que dejó un mal sabor de boca entre los aficionados sevillistas que vieron como el tren de la Champions, reflejo de ello fue el cántico que iniciaron desde Gol Norte de ‘el año que viene, súbeme el carnet’.