El sevillismo volvió a vivir una fiesta en el Villamarín

El 0-2 desató la alegría en el sector sevillista

Por  12:57 h.

No han sido muchas las ocasiones en las que Sevilla y Betis han tenido que verse las caras hasta en cuatro ocasiones en una misma temporada. En la presente, además, Europa vivió el primer Euroderbi de la historia, que terminó decantándose del lado sevillista a pesar del gran resultado cosechado en la ida por los verdiblancos en el Sánchez-Pizjuán. En este sentido, el sevillismo puede estar de enhorabuena, pues ha tenido la posibilidad de ver a su equipo vencer en tres de los cuatro derbis disputados, logrando además doblegar a su eterno rival en su propio feudo en dos ocasiones. Así, si en el encuentro de vuelta de la Liga Europa, hasta 3.000 sevillistas se dieron cita el Benito Villamarín para vivir una remontada histórica, el sevillismo volvió a estar bien representado en el estadio del Betis, con hasta 2.000 sevillistas entre la grada visitante y el resto de zonas del campo de su eterno rival. Unos aficionados que disfrutaron de lo lindo con la victoria de su equipo y que estallaron, sobre todo, tras el segundo gol de Gameiro que le daba la tranquilidad al sevillismo. El tanto del punta francés desembocó en una verdadera fiesta en la esquina que separa Gol Norte con Fondo, desatando cánticos y coreografías por parte del sevillismo que podían escucharse claramente, incluso a través de la retransmisión televisiva.

Redacción

Redacción