Pape Diop

Si el Sevilla quiere a Diop tendrá que hacerlo rápido

A partir de la segunda semana de agosto el Levante pedirá 10 millones por el senegalés

Por  13:03 h.

Que el Sevilla vuelve a por los jugadores que interesaron en años anteriores es una película que se ve todos los veranos, los casos de Gameiro y Aspas son los más claros. Otro nombre que ya sonó en mercados estivales anteriores fue el del actual futbolista del Levante, Pape Diop. El mediocentro africano no es precisamente el perfil que ahora mismo busca la secretaria técnica del Sevilla para la medular, pero si puede resultar una oportunidad de mercado.

El futbolista estuvo cerca de salir el año pasado al Olympiacos que ofreció 1,5 millones más variables. Sin embargo, el presidente del Levante, Kiko Catalán, se negó en rotundo a traspasar al jugador por esa cantidad teniendo una cláusula de 10 millones de euros. Lo cierto es que cuando Diop firmó por el Levante, el senegalés forzó para que su salida del Racing de Santander fuese lo más barata posible para el cuadro granota. En contraprestación, Catalán le prometió que si una buena oferta llegaba lo dejarían salir. Sin embargo en el verano pasado, la proposición griega no cuajó.  Además la salida de Iborra al Sevilla y la negativa de Caparrós a que le desmontaran el centro del campo titular, forzó que Diop se quedara en Valencia.

Este año el interés del Sevilla en Diop ha vuelto a florecer según Estadio Deportivo, pero la llegada del senegalés no será fácil. Primero porque el fichaje que prima es el del mediocentro creativo y éste de momento no llega. De esta forma, la llegada de Diop puede crear overbooking en el centro del campo. Por lo tanto las salidas de hombres como Cristóforo o Trochowski, el alemán tiene poco mercado, aliviarían la parcela ancha. La segunda cuestión es negociar con el Levante por Pape Diop. Al futbolista le queda un año de contrato y quiere salir. Sin embargo Kiko Catalán no va a regalar al futbolista. Fuentes consultadas por Orgullodenervion indican que el Levante estaría dispuesto a traspasar al futbolista por una cantidad que oscile entre los dos y los cinco millones de euros. Para que el jugador salga, el movimiento de piezas debe ser rápido. El presidente Kiko Catalán le ha comunicado a Diop  que si desea salir la oferta tiene como fecha límite hasta el 10 ó 12 de agosto, a partir de ese momento el Levante reclamará la cláusula de rescisión de 10 millones de euros, cifra prohibitiva para el Sevilla. La intención del Levante es no tener que planificar el equipo sin tiempo de reacción y con el cierre del mercado acechando. Además, Mendilíbar refuerza totalmente la postura del presidente.

Kiko Catalán ya demostró ser un duro negociador el verano pasado cuando se produjo el traspaso de Iborra al Sevilla. Al final el conjunto hispalense término abonando la cantidad que marcaba la cláusula de seis millones de euros.