Sigue venciendo y convenciendo

Por  20:50 h.

Convincente e importante victoria la cosechada por el Sevilla ante el Mallorca (3-1), en la que los sevillistas desplegaron un buen juego y se impusieron con claridad a su rival. Reyes deslumbró en la victoria, acompañado de un gran Navas, que cerró una victoria que deja a los de Míchel a un punto de la Liga Europa y a cinco de la Liga de Campeones, y que supone la tercera victoria consecutiva.

Sevilla FC 3 Mallorca 1
3 – Sevilla FC
Palop; Coke, Fazio, Escudé, Luna; Navas, Medel, Trochowski (Rakitic, m. 72), Reyes (Kanouté, m. 69); Manu y Negredo (Deivid, m. 86).
1 – Mallorca
Aouate, Chico, Nunes, Ramis, Cáceres, Martí, Tissone, Castro (Hemed, m. 57), Pereira, Víctor (Alfaro, m. 70), Álvaro (Nsue, m. 45).
Goles
1-0, min. 50, Negredo; 2-0, m. 62, Manu del Moral; 3-0, m. 67, Jesús Navas; 3-1, m. 78, Hemed.
Árbitro
Pérez Lasa (C. Vasco) amonestó a Trochowski, Coke y Reyes, por el Sevilla; y a Martí y Álvaro, por el Mallorca.
Incidencias
Noche lluviosa, terreno de juego con mucha agua. Unas 22.000 personas en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Partido correspondiente a la 31ª jornada de la Liga BBVA.

El choque adquirió pronto el cariz que ambos equipos querían y a buen seguro manejaban de antemano. El Sevilla dominaba el juego y el Mallorca buscaba salir al contragolpe. El primer acercamiento fue de los visitantes, con un disparo fuerte que atajó en dos tiempos Palop. A raíz de esto, el juego ofensivo corrió por cuenta sevillista.

Liderados por un buen Reyes y el siempre incisivo Navas, el equipo de Míchel encontraba vías de penetración en el sólido esquema planteado por Caparrós, pero fallaba en los últimos metros, o bien Aouate hacía bien su trabajo. La primera opción clara fue para Jesús Navas, que combinó bien con Coke para plantarse ante el portero bermellón, que le dejó sin apenas espacio en su salida y desvió el balón a córner.

Manu del Moral y Reyes también dispusieron de opciones para abrir el marcador, pero el primero mandó el cabezazo alto y el segundo encontró el portero rival. La ocasión más clara de la primera mitad la tuvo el jiennense, pero su pase de la muerte a Negredo fue muy rápido y el madrileño no logró a rematar. Mucha fuerza en la ejecución del pase para un terreno de juego tan encharcado. A un minuto del final también llegó la opción más clara en el bando rival. Pereira centraba desde la derecha y nadie acertaba a despejar, el balón lo encontró Álvaro pero su disparo lo atajó Palop. Todo quedaba por decidir en un partido cuya balanza estaba más del lado sevillista.

Y esta se terminó de inclinar a los seis minutos de la reanudación. Reyes sacaba un saque de esquina que Negredo peinaba para introducir en el fondo de la red. No convenía confiarse aún así porque el Mallorca seguía buscando el gol al contragolpe y en uno de ellos a punto estuvo de igualar. El disparo de Hemed se fue por un pelo. Sin embargo, la sentencia no tardó mucho en llegar, pase de Navas a la espalda de la defensa que Manu del Moral toca con sutileza para subir el 2-0 al marcador. Tocaba gozo y disfrute si no se despistaban los sevillistas.

Pero el equipo de Míchel hoy se estaba gustando, y en especial Reyes, que estaba cuajando su mejor partido desde que llegó. Un pase suyo excepcional encontró a un velocísimo Jesús Navas que empujó a la red para disfrute de una afición que volvía a ver una goleada de su equipo. Minutos después, el estadio entero reconocía su excepcional partido con una cerrada ovación cuando fue sustituido por Kanouté.

El jolgorio solo lo fastidió en cierta medida Hemed, que anotó el 3-1 con un remate certero a bocajarro en el primer palo. El gol pareció anestesiar a los sevillistas, que vivieron unos minutos posteriores de incertidumbre. Pero la cosa no fue a mayores y el encuentro finalizó sin más variaciones en el marcador.