Toque de atención del club al delegado por los balones

Por  0:30 h.

Corrían los últimos minutos del encuentro ante el Villarreal, el Sevilla defendía una ventaja de 3-2 en el marcador y sufría el acoso de su rival. Entonces, desde la grada del Ramón Sánchez-Pizjuán, y por parte de algún recogepelotas del club, comenzaron a lanzarse balones al terreno de juego cuando el partido estaba en juego y el esférico en posesión del Villarreal. El árbitro llamó la atención al delegado de campo, Cristóbal Soria para que esto cesara. Inevitablemente, las miradas apuntaron a él.

Si bien no es la primera vez que ocurre esta temporada en un estadio de Primera División, lo cierto es que la imagen que proyectó del club no fue la más idónea, y no agradó en absoluto a los gestores sevillistas. El propio José María del Nido señalaba nada más terminar el encuentro que «no sé cómo puede ocurrir eso de los balones tirados al terreno de juego, me parece impresentable. No es deportivo ni forma parte del espectáculo. Habrá que poner sanciones y tomaremos medidas para que no vuelva a ocurrir esto». Pues bien, según ha podido conocer ABC, la llamada no tardó en producirse. Cristóbal Soria, delegado del equipo y responsable del comportamiento de los recogepelotas, era advertido seriamente vía telefónica que actos como el de ayer no se deben volver a repetir. Independientemente de la multa que recibirá el club, cuanto menos insignificante por cuanto ronda los 600 euros, la directiva sevillista entiende que son actos que dañan la imagen de deportividad y juego limpio de la entidad.

Además, las cámaras de Canal Plus demostraron claramente que, aunque Undiano Mallenco reflejó en el acta que los balones habían sido lanzados desde la grada, los recogepelotas de la entidad llegaron a introducir hasta cuatro balones en el terreno de juego mientras Diego López se disponía a sacar. El portero gallego no supo controlar los nervios y llegó a empujar de un banco a uno de ellos por esconder el esférico debajo de él.

La velocidad con la que ponen los balones en juego los chavales que se encargan de dicha tarea es una variable que siempre han manejado en todos los clubes. Un resultado a favor provoca una lentitud en hacer circular el balón con rapidez con objeto de ganar tiempo para los intereses locales. Sin embargo, la moda que arrancara en el Reyno de Navarra en un Osasuna – Real Madrid, y que continuara practicando el Zaragoza en un partido ante el Getafe ha sentado un precedente peligroso si los organismos rectores no ponen fin al mismo. Un ejemplo de la regulación de estos asuntos es la Liga de Campeones, donde no se exige que no se corte en ningún momento el desarrollo del juego con artimañas.

En el Sevilla ya han tomado nota y las pertinentes medidas para que estos actos no se vuelvan a repetir en adelante para evitar que se actúe de forma antideportiva en próximos partidos.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @Orgullo_Nervion: Victoria del Manchester United a domicilio (1-2) https://t.co/VNrjgaTA16 #SevillaFC @Jaime_Parejo - 14 horas ago