Tras Acosta, los objetivos se centran en reforzar la zaga

Por  10:53 h.

Sevilla FC: Mosquera defiende un ataque del madridista HiguaínTras la contratación de la joven promesa argentina Lautaro Acosta, el Sevilla va a intensificar esta semana la llegada de refuerzos para la zaga. Sabido es, porque así lo dio a conocer además el presidente José María del Nido el pasado miércoles, que el club de Nervión piensa reforzar su zaga con la llegada de tres futbolistas: un lateral diestro, como alternativa a la más que probable marcha de Daniel Alves, un central diestro a la espera de la recuperación de Javi Navarro y dado que Boulahrouz no seguirá tras cumplir su nada provechoso año de cesión, y un lateral zurdo específico. Esas posiciones, junto a la de un mediocentro potente y con llegada que supla a Keita, son los puestos a cubrir salvo que haya otras salidas no previstas al margen de la pregonada como inevitable, pero al precio que pretende Del Nido, de Daniel Alves.

Hasta la fecha se ha hablado sobre todo de opciones para el lateral diestro, unas más costosas y foráneas, Konko y Behrami, ambos procedentes del Calcio, y otras más modestas y nacionales, como Bruno y Jesús Gámez, pero quizás en donde se vaya a hacer la apuesta más sonada es en reforzar el centro de la zaga, en la que se han centrado muchos de los problemas defensivos el pasado curso, dado que no se cubrió con la debida solvencia al lesionado Javi Navarro ni tampoco rindieron al nivel esperado jugadores solventes como Escudé o Dragutinovic al estar durante buena parte de la temporada con problemas físicos, especialmente el internacional francés.

Manolo Jiménez, que confía plenamente en el ojo clínico de Monchi y su equipo a la hora de elegir los candidatos, tenía sus preferencias en la búsqueda de un central que diera carácter a la zaga y éste no era otro que el argentino Coloccini, pero el precio al que lo cotiza Lendoiro, por encima de los doce millones de euros, se escapa de las cifras que maneja el Sevilla para reforzar esa posición. En ese mismo perfil se encontraba el central checo Tomas Ujfalusi, que finalmente optó por la oferta más tentadora en lo económico del Atlético de Madrid. Las alternativas reales que baraja el Sevilla para esa posición y para la del lateral zurdo están más tapadas en ambos casos. El mercado se va a reactivar a partir de ahora con la entrada en escena de la inminente Eurocopa, que disparará los precios de los jugadores de las selecciones que destaquen y moderará los de las que caigan a las primeras de cambio.

Mientras los grandes clubes no entren con su dinero en escena los movimientos van a ser mínimos y el Sevilla tampoco piensa precipitarse porque cuenta con alternativas suficientes —muchas de ellas del mercado francés— en todos los puestos. Por cierto, ayer volvió a vincularse al camerunés del Lille Makoun con el Sevilla, pero ese rumor carece ahora de fundamento ya que las características de este mediocentro de cierre no se corresponden con las que busca Monchi para reforzar la medular.

Redacción

Redacción