Tres puntos para la autoestima

Por  20:30 h.

Victoria del Sevilla FC esta noche ante el Málaga (1-2) que aportan tres puntos vitales para la autoestima tras la difícil semana vivida por los de Nervión tras la derrota en la Europa League. Los hombres de Antonio Álvarez dominaron, sin ser apabullantes, de principio a fin, si bien merecieron un resultado más amplio por ocasiones y por el lamentable arbitraje de Delgado Ferreiro. Alfaro y Cáceres fueron los goleadores sevillistas, que mejoraron su imagen pero que aún dista de la que su entrenador y el aficionado espera por plantilla y potencial.

Málaga CF 1 Sevilla FC 2
1 – Málaga CF
Galato; Gámez, Welligton, Cris, Mtiliga; Fernando (Edinho, min. 80), Apoño (Sandro, min. 70), Eliseu; Quincy, Rondón y Juanmi (Luque, min. 59).
2 – Sevilla FC
Palop; Dabo, Cáceres, Escudé, Fernando Navarro; Alfaro (Acosta, min 65), Guarente, Zokora, Perotti, Cigarini (Romaric, min. 81); y Negredo (Kanouté, min. 87).
Goles
1-0, min. 13, Rondón; 1-1, min. 19, Alfaro; 1-2, min. 46, Cáceres.
Árbitro
Delgado Ferreiro (C. Vasco) amonestó a Gámez y Eliseu, por el Málaga; y a Cigarini, Escudé, Dabo, Perotti, Acosta y Romaric, por el Sevilla.
Incidencias
Noche con buena temperatura y césped en perfectas condiciones en La Rosaleda. Unos 26.000 espectadores en las gradas del feudo malaguista.

Desde el primer momento se vio que el Sevilla salía al césped a mandar en el encuentro, a dominar el esférico y a buscar la meta rival. Sin embargo, la primera ocasión cayó del lado local, en una falta de Eliseu que supo despejar rectificando muy bien Palop. No obstante, en una jugada de estrategia los sevillistas recibieron el primer golpe en este combate. Rondón aprovechaba el rechace del portero sevillista en un remate de córner de Cris para adelantar a los malaguistas.

Pero, a diferencia de otros encuentros, el Sevilla supo rehacerse a la adversidad y buscar el empate con convencimiento. Alfaro avisó con un disparo lejano, pero sería en el 19 de partido cuando anotaría el 1-1. Perotti volvió loco a Gámez y le pone un balón a la cabeza del canterano que solo tuvo que empujarla. El propio Alfaro pudo darle la vuelta al marcador poco después, en una ocasión en la que su disparo fue al cuerpo del guardameta con toda la portería para él.

Gol psicológico de Cáceres

Delgado Ferreiro le quitaba descaradamente un penalti al Sevilla, al no señalar una mano clarísima de Fernando en el área tras remate de cabeza de Cáceres. Si bien la defensa, especialmente Escudé, mostraba algunas dudas a la hora de marcar a Rondón y Juanmi, los de Antonio Álvarez merecían ir por delante en el marcador. La justicia se haría en el descuento del primer tiempo. Gol de los llamados psicológicos que vino de un buen saque de falta de Guarente que peinó a la red Cáceres. Justicia para terminar el primer período, en el que Perotti era el hombre más entonado del Sevilla.

El segundo tiempo arrancó con los sevillistas a un ritmo menor, pero controlando las nulas acometidas del Málaga. Perotti se bastaba y sobraba para crear peligro en ataque, volviendo loco a Jesús Gámez. El once sevillista empezaba a necesitar un cambio porque Cigarini había desaparecido del campo y su rival se hacía con el control del juego. Negredo, desaparecido en toda la segunda parte, mandaba una preciosa vaselina al palo.

El árbitro seguía protagonizando un arbitraje pésimo para los intereses sevillistas. La entrada de Acosta no terminaba de darle al Sevilla lo que necesitaba, pausa y posesión en el mediocampo. Álvarez introducía en los últimos minutos del choque a Romaric para cerrar un partido que nadaba en la incertidumbre. Los últimos quince minutos transcurrieron sin incidencias en ninguna de las áreas, algo que agradeció el aficionado sevillista para respirar tranquilo. Tres puntos vitales para afrontar una nueva jornada en casa ante el Rácing con la que disparar al Sevilla en la tabla.