Trochowski, Marcelino y la defensa, protagonistas del nuevo Sevilla

Por  5:00 h.

Todo nuevo proyecto implica nuevas caras, la marcha de otras y, en su caso, nuevas ideas en el banquillo. Este nuevo Sevilla arrancó el pasado 5 de julio con las ilusiones renovadas, con la figura de un técnico joven y ambicioso al mando y con el rejuvenecimiento y el cambio de ciclo que supone decirle adiós a la mayoría de los protagonistas del Sevilla de los títulos. Tras dos semanas de trabajo en la concentración de Costa Ballena, ya se pueden intuir algunas claves de la que será la identidad del once que plantee Marcelino sobre el terreno de juego durante la próxima temporada: trabajo colectivo intensivo en defensa y salida rápida al contragolpe, un eje sobre el que gire el juego sevillista, encarnado en Trochowski o Rakitic —una vez se recupere el croata—, y la aportación de los jugadores que llegan con fuerza desde la cantera. Estos serán los puntos clave del proyecto que dirigirá el asturiano.

Marcelino.
El ex entrenador del Racing de Santander es un hombre metódico y estricto sobre el terreno de juego, pero dialogante y de carácter afable fuera de él. Sabe delimitar dónde empieza el trabajo y dónde acaba la distracción. Tanto él como su cuerpo técnico son personas cercanas con las que, al menos durante el «stage» en Costa Ballena, se ha podido hablar en todo momento incluso por los pasillos del hotel. El cuerpo técnico aprovecha todas las herramientas a su alcance para sacar el máximo de los suyos. Físicamente se ha podido ver cómo han utilización el famoso «tubito» o Power Breathe un instrumento que simula el trabajo en altura, con el que aumentar la capacidad pulmonar y resistencia de los suyos.
Tácticamente, la herramienta más usada ha sido el vídeo. El cuerpo técnico grababa tanto los entrenamientos como los partidos para, el día siguiente, analizar con cada línea en particular los errores cometidos y cómo solucionarlos.

Estilo de juego. El principal aspecto en el que anda inmerso el cuerpo técnico sevillista en lo relativo al juego es, como no podía ser de otra manera, el defensivo. Tras acabar la pasada temporada como uno de los equipos más goleados de la Liga BBVA, Marcelino y los suyos están incidiendo mucho en el trabajo colectivo para conseguir del Sevilla un once compacto, sin fisuras, al que sea muy complicado hacerle goles.

La premisa básica es tener las líneas juntas cuando el adversario tenga el balón para cerrar huecos, presionar la salida del balón sin ir a lo loco para intentar robarlo y, en cuanto lo recuperen, salir rápido al contragolpe para sorprender al rival.
Cuando tiene el balón apuesta por el toque. Eso sí, el balón debe pasar por los mediocentros al menos una vez, bien para llevarlo a las posiciones delanteras o para pasarlo a los defensores y que éstos, con cambios de orientación, se lo pasen a los delanteros. El técnico asturiano quiere un equipo que imprima un ritmo fuerte desde el principio del partido. Algunos de estos aspectos se han podido ver ya en los tres amistosos disputados hasta la fecha, si bien es cierto que los rivales no eran de la entidad mínima para hacer valoraciones eufóricas.

Trochowski y los fichajes. Si hay algún nombre que ha destacado por encima del resto de fichajes este inicio de pretemporada ese es el de Trochowski. El alemán se ha acoplado perfectamente a sus nuevos compañeros y ha demostrado tanto en entrenamientos como en los amistosos disputados que posee un gran físico a pesar de su corta estatura, un buen toque de balón, con el que le gusta estar en contacto siempre, buena visión de juego, gran proyección al ataque y buena colocación en el terreno de juego.
Se trata de un futbolista muy completo que adquirirá el papel de director de orquesta ante la ausencia de Rakitic en los primeros partidos oficiales por su lesión en el pie. Manu del Moral, por su parte, ha destacado por su movilidad arriba, donde no tiene reparos en pedirla para encarar al rival, ya sea en las bandas o por el centro. Le gusta ser partícipe del juego de ataque sevillista y tendrá muchos minutos con Marcelino. El lateral Coke mantiene muy bien la posición en defensa y sube con inteligencia al ataque, por lo que sus desdobles por la banda junto a Jesús Navas pueden ser un arma de peligro para las zagas rivales. Spahic ha demostrado contundencia, buena colocación e incluso se ha animado a sacar con criterio el balón desde atrás, no poniéndose nervioso con el balón en los pies.

Negredo sigue entonado. En cuanto al resto de la plantilla, la pretemporada ha dejado a las claras que Negredo es el hombre a seguir esta temporada. El madrileño ha adquirido galones, estabilidad y la tranquilidad necesaria que le otorga el hecho de que el Real Madrid no haya hecho efectiva su cláusula de recompra por él. El ariete sigue viendo puerta y desgastándose en ataque en favor de los suyos, y esta liga puede aspirar sin problemas a luchar por el «pichichi». También sigue con su habitual, pero no por ello menos sorprendente, efectividad de cara a portería.
Kanouté decidió quedarse un año más y esta temporada volverá a tener un papel clave en el equipo, tanto dentro como fuera del campo, aunque la intención es que el equipo no dependa tanto de su presencia en el terreno de juego como la pasada temporada.
En la portería, ni Palop ni Javi Varas parecen partir con ventaja en la titularidad, por lo que habrá que esperar casi con toda seguridad al primer partido oficial para ver por cuál se decanta.
Aún así, no es descartable que decida repartir competiciones entre ambos. Liga para uno, y Europa League y Copa del Rey para otro.
De los canteranos que han estado en la concentración ha gustado bastante Salva. Muy bien en el mediocentro y aplicado en todo lo que le ha ido indicando Marcelino… Luna y Rodri también han aportado cosas, sobre todo el primero, que va a jugar bastante este año. Marcelino se ha quedado con las ganas de ver a Campaña. Mientras, a Luis Alberto tampoco le ha dado tiempo a demostrar mucho. Es un chico joven, tiene muchas ganas de hacerlo bien e intentar convencer a los técnicos, pero no es descartable que le busquen una cesión para que se foguee.

Por lo demás, al margen de la lógica puesta a punto del esquema e idea de juego que quiere implantar Marcelino en el equipo, el resto de la pretemporada debe estar centrada en aligerar una nómina de futbolistas que aún es demasiado extensa para los 21 o 22 hombres con los que quiere contar el entrenador sevillista. Las próximas semanas deben ser claves para el futuro de Romaric, Acosta o Alfaro, que no tienen hueco en el plantel sevillista esta campaña.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Valencia-Sevilla FC: Otro ridículo que invita a tomar decisiones (4-0) https://t.co/A451MPoJJf vía @orgullo_nervion - 12 horas ago