Anoche, a un kilómetro del Wanda
Incidentes a un kilómetro del Wanda el pasado miércoles

Un ultra implicado en el caso Zabaleta, detenido por el apuñalamiento antes del Atlético-Sevilla

El herido se llama Fernando y es de nacionalidad española

Por  9:49 h.

Ignacio Racionero, un ultra que estuvo detenido por la muerte del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1988, ha sido arrestado esta madrugada como presunto autor del apuñalamiento de un aficionado del Atlético de Madrid en las proximidades del Wanda Metropolitano. El presunto agresor, que pertenece a una facción del Frente Atlético ha sido detenido a las 3.10 de la madrugada por Agentes de la Brigada de Información de la Policía Nacional, han informado fuentes de la investigación. El ultra ha sido detenido par apuñalar este miércoles por la tarde un joven de 22 años en las proximidades de la estación de Metro de Madrid de Las Musas, próxima al estadio Wanda Metropolitano. Testigos de la agresión vieron cómo, cuando dos miembros del Frente Atlético hablaban sobre fútbol en las proximidades del bar ‘Zapatones’ -donde suelen reunirse aficionados del Atlético de Madrid-, un hombre, sin mediar palabra, se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos. Los testigos han añadido que la navaja ha sido encontrada tirada en un parque infantil cercano a la boca de metro de la estación de Las Musas, donde el herido denunció la agresión ante la Policía Nacional. Fuentes de la investigación han contado que el herido se llama Fernando, es de nacionalidad española, estaba indocumentado y aparentemente ebrio, según les informaron otros testigos. El agresor, según las mismas fuentes de la investigación, es calvo y con barba. El herido, un joven de 22 años que vestía una camiseta del Frente Atlético, ha sido operado en el Hospital de La Paz, y su vida no corre peligro.

Un pasado oscuro Racionero fue calificado en el juicio por el responsable policial de Violencia Urbana como “el lugarteniente” que “siempre” acompañaba a Ricardo Guerra, el único condenado por la muerte del joven vasco. Guerra fue sentenciado en 2001 a 17 años de cárcel y la jueza ordenó que se investigara si también intervinieron en la muerte del seguidor donostiarra otras dos personas, entre ellas Ignacio Racionero. Finalmente, la juez archivó la causa sobre los dos por entender que no había pruebas suficientes de su participación en la pelea que dio pie al apuñalamiento de Zabaleta, en la que intervinieron miembros del grupo ultra del Atleti Bastión 1903. Guerra y otros diez miembros de Bastión sí fueron juzgados en 2005 por desórdenes públicos y asociación ilícita en relación con los hechos que rodearon la muerte del seguidor de la Real Sociedad. Ese mismo año, Racionero fue expulsado por el Atlético tras asaltar el entrenamiento del equipo en Majadahonda y encararse e insultar a jugadores y entrenadores junto a otros diez ultras.

 

Redacción

Redacción