Un agosto muy intenso en caso de ganar la Copa del Rey

Por  1:29 h.

ImageMientras dieciocho de los equipos con los que ha competido en esta Liga y todos los posibles rivales que le esperan en Europa disfrutan ya de vacaciones, al Sevilla de Juande Ramos le espera aún una última batalla con un título en juego. Será su encuentro oficial número 63 el que dispute el sábado en el Santiago Bernabéu, y una vez más de máxima exigencia, pues tiene ante sí la posibilidad de sumar su cuarta Copa de España y el primer título nacional del Sevilla contemporáneo.

Pero como esto no para, hace tiempo que se trabaja en la planificación de la próxima campaña, que tras no conseguir clasificarse entre los dos primeros obliga a apurar la puesta a punto en el verano para comenzar a competir fuerte desde el mismo mes de agosto. Si, como ansían todos los sevillistas, el domingo se regresa de Madrid con la Copa del Rey en las alforjas, al conjunto de Juande —no hay por qué dudar de la continuidad del técnico a tenor de las manifestaciones del presidente Del Nido— le espera un arranque de temporada tremendamente exigente.

Si doblega al Getafe el sábado en el Bernabéu comenzaría a competir de manera oficial el 12 agosto, fecha prevista para la disputa del encuentro de ida de la Supercopa de España, en el que se mediría al Real Madrid en el Sánchez-Pizjuán. Para tres días después —eso sí lo tiene ya garantizado— el Sevilla jugará el encuentro de ida de la fase previa de Liga de Campeones, en este caso fuera de Nervión, por ser cabeza de serie. Para el domingo 19 de agosto está previsto el encuentro de vuelta de la Supercopa de España, que se disputaría en el Santiago Bernabéu ante el campeón de Liga. Para el fin de semana siguiente está fijado ya el inicio del próximo campeonato, y dado que el Sevilla tiene que disputar el martes de la siguiente semana la vuelta de la previa de Champions, jugaría el primer encuentro de Liga el sábado 25. Tras jugarse el día 28 el meterse definitivamente en Liga de Campeones, 72 horas después se jugará en Mónaco frente al Milán el título de «supercampeón de Europa». Por el hecho de disputar ese entorchado continental, y como ocurrió el pasado año cuando hizo lo propio frente al Barcelona en el mismo escenario, la segunda jornada de Liga la disputará el lunes o el martes de la semana siguiente.

Serán en total siete encuentros oficiales en 23 ó 24 días, de ellos seis en agosto. Todo un maratón cuando los equipos están en pleno rodaje, con el agravante de que tendrá dos títulos en juego, las supercopas de España y Europa, y lo que tiene aún más trascendencia de prestigio y económica, la posibilidad de jugar por primera vez —desde que se disputa bajo el formato de liguilla— la competición continental más prestigiosa.

Todavía no está fijado cuándo comenzará a entrenarse la plantilla sevillista para la próxima temporada, aunque se baraja el inicio en torno al día 20 de julio. El comienzo de la preparación se verá alterado por la disputa del «Chicago Trophy», en la referida ciudad estadounidense, cuya disputa está fijada entre los días 27 y 29 de julio. Además del doble campeón de la UEFA, participarán en el citado torneo el Parma italiano, el Wisla de Cracovia polaco y el Toluca mexicano.

{moscomment}

Redacción

Redacción