Dos presidentes, un técnico para el cambio
Dos presidentes, un técnico para el cambio

Un año después, el despegue y la Feria de las ilusiones «renovadas»

El giro de un proyecto que busca en Turín su broche de oro

Por  4:21 h.

En poco más de un año, el que transcurre desde el martes de Feria de 2013 (16 de abril) hasta el día de ayer en el que la familia sevillista acudió a la tradicional cita con el real en la caseta de la Peña Sevillista Macarena, el club ha sido capaz de dar un radical golpe de timón para acomodarse de nuevo en los anhelados escenarios de grandeza. El desasosiego se ha tornado en ilusión. La Feria es para los alegres y este Sevilla ha encontrado su sitio en ella en algo más de doce meses.

«Es un día bonito, porque gracias a Dios la entidad vive momentos importantes, porque no todos los años podemos venir a la Feria antes de disputar una final tan trascendental para el club. Por mi cabeza, sólo puede pasar felicidad», confesó ayer José Castro. Pero la realidad es que no lo ha tenido nada fácil, porque en ese corto intervalo de tiempo que ha transcurrido entre la Feria del año pasado y la recién inaugurada, el club ha vivido una profunda revolución en el plantel de futbolistas que obligó a marcar el proyecto de crecimiento a un plazo lógico de tres años; todo ello sin obviar la salida forzada del denominado mejor presidente de la historia o la continuidad del entrenador en el que nunca creyó la mayor parte del sevillismo.

Los supervivientes de ese pasado tan cercano que ha marcado las bases con fe inusitada, así como los nuevos actores de la proeza rojiblanca, volvieron a pisar ayer el albero de la Feria. Un año después, todos encarnan los contrastes y el cambio irreversible hacia la ilusión. «Me congratulo de que una plantilla que no ha rendido al nivel que esperábamos tenga seis o siete futbolistas seguidos por  los más grandes», comentó Del Nido a los periodistas antes del almuerzo en la caseta de la Peña Sevillista Macarena el año pasado. Entonces el Sevilla no tenía otro objetivo que el de intentar alcanzar en la Liga los puestos europeos, pero estaba realmente lejos. Los nervionenses se plantaron en la Feria ostentando una discreta décima posición en la competición regular, con 42 puntos en 31 jornadas disputadas. En la actualidad, aparte del éxito histórico que supone el haberse clasificado para la final de la Liga Europa, el Sevilla es el quinto clasificado en el campeonato español, posición que tiene casi amarrada con 60 puntos a falta tan solo de dos jornadas. Y lo más importante: el club sigue revalorizando a sus jugadores. La práctica totalidad de la plantilla ha vuelto a disparar su cotización.

De Kondogbia a Rakitic

El posible traspaso de Kondogbia fue el tema estrella de la Feria del año pasado. Bajo los toldos de la misma caseta, Del Nido se vio obligado incluso a explicar a la prensa los detalles de su contrato con Doyen. Este año, le han preguntado al actual presidente por la renovación que nunca llega de su principal estrella, Ivan Rakitic. La respuesta marca enormes diferencias con el caso de Kondogbia: «En nada nos vamos a desviar del camino. Turín, Turín y Turín. Tiempo habrá para otros temas». Castro adopta una posición de fuerza. El gran momento del Sevilla fagocita hasta las posibles preocupaciones que pueda originar el futuro de su jugador franquicia. La máquina de generar ilusión ha propiciado que este asunto pase a un segundo o tercer plano.

Y finalmente está Emery… El vasco pisó hace un año el real de la Feria por primera vez en unas circunstancias muy diferentes a las de ahora. Le tocó preparar el partido liguero contra el Atlético, rival que unos meses antes le privó de acceder a la final de la Copa y de sellar el pasaporte para competiciones europeas sin haber tenido que esperar a la resolución de la Liga. «Comer hoy en la Feria está bien, pero siempre en su justa medida. Nuestra Feria será ganar el domingo al Atlético», dijo Emery hace un año. El partido se perdió 0-1 (Falcao). Pero el tiempo ha pasado y el tesón de Emery ha invertido por completo la situación. Ha devuelto con creces la confianza que el club depositó en él, incluso con el viento en contra de una afición a la que ha logrado convencer en su mayor parte a base de constancia, trabajo y, sobre todo, con lo más preciado que tiene el fútbol: la posibilidad de ganar un título. «Esperemos que después del partido de Turín podamos cantar sevillanas e incluso tener algún exceso», expresó ayer el Emery más feliz y motivado.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
@RealBetis @LaLiga El Papu! Jaajaa. Vaya genialidad, de @japeinado supongo. Mira @Domingortiz - 2 horas ago