Un final de Liga sin toda la dinamita

Por  14:25 h.

ImageEl Sevilla apura sus últimas opciones de ganar el torneo de la regularidad sin dos de sus efectivos más fiables de cara a la portería. El primero de ellos, Kanouté, el máximo goleador del equipo con unos registros de hasta 29 goles esta temporada; y el segundo, el ruso Kerzhakov, con unos números más que aceptables y que venía de anotar un hat-trick con su selección. No obstante, las prestaciones del conjunto de Nervión no se reducen a su delantera, y ya se ha visto que existen otras opciones en ataque quizá no tan fiables pero sí a tener en cuenta.

Otra opción puede ser que Jesús Navas se coloque de enganche entre el centro del campo y el ataque. Una posición en la que ha brillado especialmente las últimas veces que ha participado ahí, por lo que es muy posible esta opción. De esta forma el brasileño Daniel Alves quedaría liberado de labores defensivas ocupando el interior diestro, guardándole las espaldas el alemán Andres Hinkel.

En frente estará el Mallorca de Gregorio Manzano, el único hasta el momento que ha conseguido vencer en el feudo sevillista en un partido memorable del interior diestro Jonás Gutiérrez, que secó al lateral de Bahía cambiándose de banda y que desde entonces se ha mantenido esa demarcación. Un dato que seguro tiene en cuenta Juande, que no querrá que le ahoguen uno de los pulmones del ataque sevillista

Sea como sea el Sevilla está obligado a ganar si quiere seguir aspirando a ser campeón, esta vez de Liga. No están todos los que son, porque falta mucha dinamita arriba, pero son todos los que están en este equipo que ha firmado la mejor temporada que se le recuerda. Si ganan estará hecha la mitad del trabajo, ya que a buen seguro que un ojo estará puesto en La Romareda y el Camp Nou y un oído en los transistores. Los profesionales saben que primero tienen que responder ellos, y este equipo bicampeón de la Copa de la UEFA se merece algo más que un voto de confianza.

{moscomment}

Redacción

Redacción