Un reincidente en la indisciplina

Por  22:27 h.
Medel en el momento de ser detenido (foto: Álex Valdés / El Mercurio)

El incidente protagonizado en las últimas horas por Gary Medel añade una muesca más a su ya amplio currículum de situaciones extradeportivas no deseadas. Esta nueva polémica durante sus vacaciones en Chile se une a la vivida a comienzos del mes de junio, cuando tres días antes de que su selección jugase el partido ante Venezuela de clasificación para el Mundial 2014, el mediocampista fue sorprendido abandonando una discoteca de madrugada junto a otro seleccionado, Eduardo Vargas. Esto provocó que el entrenador Claudio Borghi decidiera no contar con ambos para dicho encuentro. Además, Medel se encontraba en pleno proceso de recuperación de un desgarro en el dorsal que le dejó fuera del partido que Chile ganó a Bolivia por 0-2 en La Paz, el 2 de junio.

 

 

 

 
Echando la vista atrás, Medel ya ha tenido diversos problemas que le han colocado en el foco de la noticia por asuntos protagonizados fuera del césped. En 2007, una riña en una discoteca cuando Medel se preparaba para ser parte de la selección sub 20 que jugaría el Mundial en Canadá. Un año después, una joven llamada Fernanda Reyes lo denunció por comportamiento violento. En enero de 2009, un grave accidente de tráfico casi acaba con la vida del centrocampista internacional chileno y sólo un mes después, la joven Catalina Reyes Morales, de 18 años, murió tras caer al vacío desde el apartamento de Medel por circunstancias que se desconocen. Ya en 2011, protagonizaría una nueva trifulca en una discoteca.