Una línea atacante con múltiples posibilidades

Por  0:46 h.

Sevilla FC: La llegada de Koné mejora las prestaciones en ataqueUnas de las virtudes que caracteriza este Sevilla de Juande Ramos es la calidad y versatilidad de la plantilla. El técnico manchego tiene a su disposición a dos jugadores por puesto, en casi todos los casos con un nivel suficiente para que la alineación de uno u otro no suponga a priori una merma en el rendimiento del equipo. Esta característica se ha visto incrementada en la línea atacante con la llegada de Koné, nombre que se une a los de Kanouté, Luis Fabiano, Kerzhakov y Koné. Una delantera con mucha mordiente a tenor de los guarismos establecidos en los primeros compases de la temporada.

Entre los tres atacantes —Koné aún no se ha estrenado— han hecho un total de doce goles de los diecisiete que ha conseguido el equipo sevillista en partidos oficiales. Luis Fabiano ha conseguido cinco tantos, al igual que Frederic Kanouté, y Kerzhakov, el menos utilizado, ha hecho dos dianas.

El último en llegar, Arouna Koné, sólo ha podido estrenarse marcándole goles a sus compañeros Palop y De Sanctis. De él dijo en la rueda de prensa Luis Fabiano que “posee mucha calidad y tiene gol. Me parece buen jugador. Es rápido y viene bien para el equipo. Actualmente tenemos cuatro delanteros que pueden jugar como titular”. El costamarfileño viene del PSV donde marcó el último curso once tantos en veintiún partidos.

Koné, un delantero del gusto de Juande, complementa una línea que ofrece muchas posibilidades al manchego. Y es que una de las claves por la que es conocido este Sevilla es saber adaptarse a cualquier tipo de partido, una cualidad que le ofrece esta delantera. Esto se puso de manifiesto en el entrenamiento de ayer. La delantera de un equipo estaba formada por Luis Fabiano y Kanouté. El rol que tenía su equipo era el de sacar el balón jugado desde la defensa y llegar mediante triangulaciones hasta los delanteros. Además, cuando no existía otra posibilidad, la defensa formada por Alves, Fazio, Escudé y Adriano buscaba de forma directa a los puntas. Esto lo posibilita la envergadura tanto del brasileño como del francés.

El ataque del equipo contrario lo conformaban Kerzhakov y Koné que, junto a Jesús Navas y Duda configuraba la línea de presión. El objetivo de este equipo era el de robar rápidamente el balón para salir al contraataque con velocidad. Este equipo fue el que ganó la partida. La dupla formada por el ruso y el costamarfileño se entendió bien y realizaron varias contras efectivas de cara a gol, y fue Kerzhakov el que estvo más acertado.

{moscomment}