Victoria cincuenta días después en Nervión y con el mismo resultado

Por  8:37 h.

Los jugadores sevillistas celebran el gol de NegredoCuando más se necesitaba la victoria en el Sánchez-Pizjuán, tras navegar entre la mediocridad en los últimos partidos y ser considerable el bajón del juego del equipo sevillista, llegó el triunfo en el estadio nervionense. Y lo hizo, curiosamente, con el mismo resultado que se cosechó en la última victoria del cuadro blanco ante sus aficionados, por tres a uno, y cincuenta días después. Entonces se ganó al Barcelona, en la ida de la Supercopa de España. Ahora, con un entrenador nuevo, Gregorio Manzano, el Sevilla mostró, probablemente, el mejor juego de la temporada, sobre todo en la primera mitad. Además, lo hizo con futbolistas que apenas han rendido en lo que va de año, como Renato, lesionado varias semanas, o Romaric, que llegó a tener pie y medio en el Zaragoza.

Con el resultado de ayer, el Sevilla se coloca quinto en la tabla, con once puntos, a cinco del líder, el Valencia, y con la impresión de que puede dar más de sí. A buen seguro que el parón liguero le servirá al entrenador del equipo blanco, Gregorio Manzano, para transmitir a los jugadores su idea de juego, ya que hasta ahora apenas ha tenido cinco días de entrenamiento y el calendario se presenta muy exigente para los intereses del equipo sevillista. En apenas 30 días jugará nueve encuentros, entre la competición europea, la Copa y la Liga.

«Asesino» a Ujfalusi

El colegiado del partido de ayer, Estrada Fernández, significó en el acta que redactó tras el encuentro que «en el minuto 28, tras el primer gol local, se oyó el sonido de un petardo. Posteriormente, en diversas fases del partido, se oyeron gritos de “Ujfalusi asesino, Ujfalusi asesino”». Competición estudiará estas anotaciones.