Victoria plácida y balsámica

Por  17:00 h.

Sin ningún apuro se ha impuesto con claridad esta tarde el Sevilla FC al Sporting de Gijón (3-0), en un encuentro en el que los locales mandaron de principio a fin y en el que no tuvieron que hacer nada del otro mundo para golear a los asturianos. Si bien el juego no fue brillante en la primera mitad, los goles y las expulsiones de Bilic y Josñe Ángel espolearon a los de Antonio Álvarez para llevarse tres puntos vitales en su lucha por la Champions League. Mención especial a Cala, que anotó su tercer tanto en sendos partidos consecutivos con el Sevilla.

Sevilla FC 3 Sporting 0
3 – Sevilla FC
Palop; Escudé, Drago, Fernando Navarro; Jesús Navas, Zokora, Renato, Adriano (Capel, min. 72); Luis Fabiano (Negredo, min. 68) y Kanouté (José Carlos, min. 83).
0 – Sporting de Gijón
Juan Pablo; Lora, Iván Hernández, Gregory, José Ángel; Lola, Landeira; Sastre, Carmelo (Camacho, min. 63), De las Cuevas (Diego Castro, min. 45); y Bilic.
Goles
1-0, min. 6, Kanouté; 2-0, min. 52, Luis Fabiano; 3-0, min. 79, Cala.
Árbitro
Velasco Carballo (C. Madrileño) amonestó a Fernando Navarro, Luis Fabiano y Negredo, por el Sevilla; y a Lola, Gregory, Lora, por el Sporting. Expulsó por doble amarilla a Bilic y José Ángel.
Incidencias
Tarde nubosa y con buena temperatura. Unos 32.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán. Césped en perfectas condiciones.

El choque se decantaría pronto para los sevillistas, que se hicieron con la pelota desde el pitido inicial. A los seis minutos se ponía de cara el marcador gracias al tanto de Kanouté, que aprovechaba el rechace de Juan Pablo a un cabezazo suyo para adelantar a los de Nervión. Tras unos veinte minutos de dominio absoluto, con toque de balón y sin apuros defensivos, el equipo volvió al ritmo de pasados encuentros. Ritmo muy bajo, con Renato desaparecido y Navas desafortunado, y un Sporting que buscaba animarse en ataque tras el mazazo del gol.

Sin embargo, Bilic cometía una estupidez que decantaría más aún el encuentro para el Sevilla. Una dura entrada en el centro del campo a Fernando Navarro le suponía la segunda amarilla y el camino a los vestuarios. Los intereses sevillistas seguían mejorando, pero el ritmo de tran-tran que tuvo el juego hasta el pitido final de la primera mitad aburría a las ovejas. Era necesario que los de Antonio Álvarez ofrecieran algo más en la reanudación.

Luis Fabiano sentenciaba el encuentro

Y al igual que en la primera parte, pronto volvió a marcar el Sevilla tras salir del túnel de vestuarios. Adriano se marchaba de su marcador en banda izquierda y el balón medido a la cabeza de Luis Fabiano acababa en el fondo de las mallas. La contienda ya estaba sentenciada. El Sevilla comenzó a sentirse más cómodo en ataque, doblando por banda y con Palop como mero espectador.

Álvarez empezaba a refrescar el equipo visto lo cómodo que iba el encuentro, dando entrada a un silbado Negredo, que relevó a Luis Fabiano, y a Capel por Adriano. Cala y Drago seguían mostrando el nivel excepcional de los últimos encuentros, especialmente sorprendente en el canterano, que se prodigaba en ataque una y otra vez. La segunda expulsión en el conjunto sportinguista, por segunda cartulina a José Ángel, hacía esperar una goleada sevillista. Así, Cala, por tercer partido consecutivo, marcaba un gol en un balón que peinaba Negredo en el segundo palo para que lo remachara el lebrijano. La grada disfrutaba de tranquilidad tras una semana un tanto convulsa. En los minutos finales, los sevillistas no quisieron hacer demasiada sangre de un rival con los brazos bajados y deseando el pitido final del colegiado.