Victoria con sabor agridulce (0-2)

Por  22:58 h.

Sevilla FC: imagen del encuentroEl Sevilla se impuso con claridad a su eterno rival en un partido en el que no tuvo que hacer mucho para doblegar al Betis. Sin embargo, la victoria deja un leve sabor amargo por la victoria del Atlético de Madrid, que impide que el club sevillista pueda volver a disputar la Liga de Campeones el próximo año.

Comenzaba el partido con los onces iniciales previsibles, salvo la entrada de Keita en lugar del italiano Maresca, con el que Jiménez pretendía darle más consistencia al centro del campo sevillista. Dejaba también a Navas en el banquillo, para aprovechar la calidad de Renato, que llevaba varios partidos rindiendo a buen nivel.

Los primeros minutos fueron de tanteo, con el típico juego de derbi, tenso impreciso y sin un dueño claro del juego. Las áreas sin embargo eran un autentico desierto, que únicamente veían jugadores con acciones a balón parado que no tenían peligro alguno. El primer acercamiento más o menos serio lo tuvo el conjunto local con una internada de Damiá, cuyo pase de la muerte no alcanzó a rematar ningún delantero verdiblanco.

El Sevilla se acercaba con impresión de peligro, la que dan sus jugadores de calidad, pero no se concretaban en ocasión alguna. Los porteros eran espectadores del encuentro. Todo se debatía en el centro campo, con mucha presión y pelea.

No sería hasta el minuto 31 donde llegaría la primera ocasión clara. Tras un disparo lejano de Mark González, Palop jugaba rápido para Daniel Alves y este con un magnífico pase en profundidad, dejaba sólo a Luis Fabiano ante Ricardo para, con un disparo raso y colocado, con mucha serenidad hacer el primero gol del encuentro. El Sevilla rentabilizaba al máximo su única ocasión de la primera mitad.

Desde el gol, nada más, lo típico de los derbis, lucha y briega en cada jugada, con un Betis que no tenía claridad cuando se acercaba a las inmediaciones del área de Palop.

Comenzaba la segunda mitad y el Sevilla sólo tardaría cinco minutos en darle la puntilla al partido. Sería en un saque de esquina botado por Daniel Alves que, al igual que en Santander, cabecearía para subir el segundo al marcador. Con poquito que hizo el once de Jiménez, ya ganaba por 0-2.

El Betis estaba tocado y no mostraba ni el más minimo atisbo de peligro. Al contrario, sería Renato el que llevara el ¡uy! a las gradas, con disparo al borde del área que se marcharía rozando el palo.

Tras esto, nada más en cuanto a fútbol en el encuentro. No en vano, Alves y Arzu serían expulsados con roja directa por enzarzarse en una trifulca que acabaría en pequeña tangana. Pero esto no afectó al desarrollo del resto del encuentro, que fue un auténtico pestiño.

El Sevilla mantendría el resultado sin ninguna complicación, ya que el Betis no mostraba ningún tipo de peligro sobre el área de Palop. Jiménez controlaba bien el juego de sus hombres, más aún haciendo entrar a Maresca por Luis Fabiano. No le hacía falta más al conjunto sevillista, ante la inoperancia ofensiva del equipo de Chaparro, que sólo disparo una vez a puerta. Incluso pudo hacer un tanto más en una clara ocasión de Navas que paró Ricardo.

En resumen, un partido sin complicaciones para el Sevilla que volvió a barrer al Betis, sin hacer nada fuera de lo común. La única espinita, la victoria del Atlético que les deja sin la posibilidad de jugar la Champions.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Valencia-Sevilla FC: Otro ridículo que invita a tomar decisiones (4-0) https://t.co/A451MPoJJf vía @orgullo_nervion - 10 horas ago