Un empleado de seguridad del Sevilla dijo ante notario haber escuchado la frase imputada a Ziganda

Por  2:29 h.

Sevilla FC: Ziganda se encara con Cristóbal Soria, a quien agarraría del cuelloUn empleado de la seguridad privada contratada por el Sevilla desde hace varios años y de forma ininterrupidas para los partidos de casa declaró ante un conocido notario de la ciudad hispalense unos días después del encuentro contra el Osasuna haber escuchado la frase que supuestamente había dicho el entrenador del conjunto pamplonica, José Ángel Ziganda, y publicada en un blog de internet, en la que señalaba que "teníais que estar todos muertos, como Antonio Puerta".

Fuentes cercanas al club aseguraron que el empleado de seguridad realizó un acta de manifestación ante fedatario público y declaró que se encontraba muy cerca del «Cuco» Ziganda en el momento en el que se produjo la supuesta frase.

Aunque hace ya un mes que se jugó el encuentro, la polémica suscitada por los supuestos comentarios de Ziganda provocaron un duro ataque desde distintos frentes de Pamplona, empezando por el entrenador, que aseguró que demandaría al autor del blog, y terminando por el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, que defendió al técnico y arremetió contra "algún personaje de la directiva del Sevilla". Ziganda se arrepintió de algunas de sus acciones al término del encuentro, explicó que perdió los nervios, pero negó categórigamente haber dicho la polémica frase. "Me equivoqué en el final de partido, perdí los nervios y pido perdón. Debía haber contado hasta diez, no haber saltado al campo y actuar como lo hice con Iturralde. Siento mucho lo que pasó después. Pido perdón por lo que hice, pero lo que no voy a hacer es aceptar que se mienta con cosas tan graves. Eso es ir a hacer daño con calumnias", fueron sus palabras al respecto un día después del encuentro.

Acta arbitral

En las imágenes de televisión -el partido fue emitido por La Sexta- se apreció cómo el entrenador del Osasuna agarraba al cuello al delegado del Sevilla, Cristóbal Soria. En el acta arbitral, Iturralde González, escribió que «al término del partido y todavía dentro el terreno de juego, el árbitro asistente número 2 (Rafael Guerrero), me comunica que el entrenador del C. A. Osasuna, José Ángel Ziganda Lacunza, agarró del cuello al delegado del Sevilla, Cristóbal Luis Soria Ruiz, zarandeándole»

Redacción

Redacción