Ben Yedder remata a placer para situar el 0-1 (Foto: EFE).
Ben Yedder remata a placer para situar el 0-1 (Foto: EFE).

Virtudes y defectos del Sevilla FC en Anfield

El conjunto de Berizzo mostró fortalezas y debilidades en un campo de máxima exigencia que invitan a ser estudiadas para la mejora grupal

Por  3:45 h.

El sevillismo se quedó con un buen sabor de boca tras el partido en Anfield en el debut en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Sumar en un estadio tan difícil y ante el rival más complicado del grupo como visitante es como para valorarlo. También la acción final de Muriel le hizo incluso valorar que pudo haberse llevado la victoria, pero todo ello no debe evitar hacer una valoración de las virtudes, sobre todo, defectos, que el Sevilla FC evidenció durante los 90 minutos ante el Liverpool.

Nzonzi, mejor solo. El centrocampista francés volvió a evidenciar que su falta de alto rendimiento no se trata ya de un tema de actitud, sino de estilo de juego. El galo se siente más cómodo jugando solo, sin un escudero a su lado, con campo para que él puede desarrollar su fútbol en defensa y en ataque. Con un compañero cerca se desubica y se despista, y acaba por no enterarse bien de cual es su función en el campo.

Pareja sufre en velocidad. El capitán sevillista pasó muchos apuros durante todo el encuentro. Firmino le sacaba de su zona y la velocidad del ataque del Liverpool dejó evidencias de que ahora mismo está para duelos más estáticos, con defensas más arropadas y no para duelos de ida y vuelta.

Intensidad. El equipo sigue sin hacerse a los partidos en los que el rival tiene potencial para imprimirle un dinamismo alto. Este Sevilla quiere el balón, pero si lo pierde o no puede hacerse con él no sabe estar arropado, sin sufrir para salir al contragolpe. El equipo de Klopp lo evidenció con fases en los que salió con velocidad a la contra cuando el Sevilla tenía el balón, y con una rápida circulación del mismo cuando la posesión era inglesa. Sólo en los minutos finales, con la entrada de Muriel, tuvo el Sevilla dos fogonazos que casi acaban con el 2-3.

Sarabia sí, Pizarro aún no. Poca gente se explica el por qué Pablo Sarabia no es titular habitual en este Sevilla. Su entrada en el campo le dio algo de desahogo en la salida de la presión rival a los de Berizzo, y siempre es una garantía de peligro con sus pases entre líneas. Por el contrario, Guido Pizarro sigue sin tener una función rentable para el equipo. No pudo contener el juego creativo rival, y sus pases casi siempre fueron para su defensa en lugar de para iniciar acciones ofensivas.

Ben Yedder, el gol está en él. El delantero francés fue titular en Liverpool con merecimiento. Su movilidad y su acierto están ahora mismo fuera de toda duda. En un partido en el que apenas tuvo una ocasión, la metió dentro y elevó a cinco sus goles en la presente temporada. Lovren ayudó en su tanto, pero el ex del Toulouse siempre está bien colocado para ejecutar su tarea.

Muriel llama a la puerta. Le ha costado entrar en la dinámica del equipo entre gestiones burocráticas, adaptación y partidos internacionales, pero el colombiano ha dejado muestras de que el precio pagado por él indica que es un jugador con mucho potencial al que sólo hay que esperar que empiece a afinar su puntería. Ante el Liverpool tuvo poco más de 20 minutos y le dio tiempo a darle una asistencia a Correa en el tanto del empate y a ponerse en un mano a mano con Karius en el último minuto que le pudo dar la victoria a los de Berizzo.

Sergio Rico, salvador. Siempre se ha dicho que los porteros están para parar, y para ganar puntos con sus acciones. El meta canterano es titular por méritos propios, ya que está ganando puntos con sus intervenciones en los últimos encuentros. Le falta algo de valentía en sus salidas, pecados de juventud que solventará con tiempo.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
Qué he roto? https://t.co/4Sg0ZmMUP6 - 1 hora ago