Vitolo e Iborra, en el vestuario del Sánchez-Pizjuán
Vitolo e Iborra, en el vestuario del Sánchez-Pizjuán

Vitolo-Iborra, los últimos goleadores del derbi

"El que crea que va a ser fácil se equivoca seguro", dicen los sevillistas

Por  3:31 h.

Son grandes amigos. Uno, Vitolo, nació en Canarias y el otro, Iborra, en Valencia. Sevilla los unió y les sirvió para conocer las grandes similitudes que tienen el uno con el otro. Una de ellas, haber batido al Betis en el último derbi. Los dos jugadores, Vitolo e Iborra, lo rememoraron en el programa A Balón Parado, de SFC TV.

—Iborra: Me había avisado Ivan (por Rakitic). Me dijo que me olvidara de dormir la siesta, que era imposible. Y era verdad. Sobre las cinco de la tarde empecé a escuchar a los aficionados. No me lo podía creer.

—Vitolo: Sí, yo ese día no pude dormir. Con ese tipo de partidos tienes otros nervios  y cuando escuchas a los aficionados gritando y animándote desde fuera del hotel a las cinco de la tarde…

—Y comer, ¿se llega a comer bien?

—V: Claro. Pasta y pechuga.

—¿Con mayonesa?

—I: No, no (se ríe). Tomate, un poquito, también algo de carne picada, pero de mayonesa, nada. Eso no se puede.

—¿Quién come más de los dos?

—(Se miran el uno al otro y se señalan mutuamente. Pero Iborra es el primero en responder). I: El canario come bastante, bastante.

—¿Ya te ha dado a probar algo de comida canaria?

—I: Sí, sí. El otro día me dio un poquito de mojo y eso que parece harina…

—V: Gofio (se ríe). Vicente, a que te gustó, ¿verdad?

—I: Pues sí. Estaba bueno.

—Vitolo, ya que le ha gustado… Aprovecha y hazle una pregunta a tu compañero y amigo.

—V: ¿Yo? (Mira a Iborra). Pues ¿qué recuerdos tienes del derbi que ganamos 4-0?

—I: (Se vuelve a reír. Suspira y responde). Fue muy especial. Todo. Desde la salida del equipo hasta la celebración. En el autobús, cuando íbamos al estadio, me puse en la ventanilla. Creo que iba al lado de Julián. Fue increíble. Era inevitable no coger el móvil y ponerte a grabar todo lo que estaba pasando. Te hacían sentir una responsabilidad grandísima ver a toda esa gente ahí animando.

—V: Sí, yo también lo grabé con mi móvil. En la vida me voy a poder olvidar de una cosa así.

—Llegáis al estadio. Y visteis al expresidente, Del Nido. ¿Correcto?

—I: Sí, sí. Desde por la mañana ya estaba con su camiseta del Sevilla F.C. puesta. Era un mensaje claro, sin necesidad de palabras. ¿Otra vez! Notábamos de nuevo lo que significaba para él y el sevillismo el derbi. Ya era imposible no ser consciente de lo que nos estábamos jugando.

—¿Cómo es el momento justo antes de saltar al terreno de juego cuando os encontráis en el túnel de vestuarios?

—V: Eso es lo más bonito. Cuando subes las escaleras y ves el mosaico, el campo lleno, uff. ¡Es una pasada!

—I: Somos unos privilegiados. Cuando ya vienes como rival al Sánchez-Pizjuán ya te parece increíble, ¡uff! Imagínate cuando la afición está contigo. Es un recuerdo impresionante.

—Supongo que los goles tienen un huequecito importante también en el recuerdo. Vitolo, ¿describes tu tanto?

—V: Claro. Ya íbamos 2-0 ganando. Fue en la segunda parte. Recuerdo que pude controlar bien el balón. Intenté que el portero se descolocase. Y para eso me escoré a la derecha. Por suerte pude hacer gol.

—La jugada viene precedida de un robo de balón de Bacca…

—V: Sí, sí. Esa es una de las cosas que nos hace hincapié Emery desde que llegó. Si pierdes el balón, el primero que tienes que ir a robarla es uno mismo. Y Carlos, la verdad, me dio un gran pase.

—¿Te gusta ver repetido tus goles?

—V: No, no. Prefiero que no.

—¿Por qué?

—V: Es que me da vergüenza.

—¿Y tú, Iborra?

—I: Bueno, yo suelo verlos repetidos porque me sirve para mejorar.

—Descríbeme tu tanto.

—I: Sabía que al estar el Betis con uno menos (tras la expulsión de Paulao)  la zona del primer palo quedaba un poco descubierta. Veía que era una buena opción. Ivan puso el balón muy bien y marcamos otra vez.

—¿Qué sensación se experimenta, Iborra?

—I: Mucha alegría. Recuerdo que cuando estábamos celebrando el gol los aficionados nos gritaban que nos fuéramos rápido a nuestro campo para que se reanudara el partido. ¡Nos estaban pidiendo el quinto gol!

—¿Lo buscasteis?

—I: Sí, de hecho, tuvimos alguna oportunidad. Pero bueno, ya no quedaba tiempo y el 4-0 era un buen marcador. Hay que respetarlos también…

—¿Y ahora?

—V: Pues lo mismo. El respeto, siempre. Va a ser una eliminatoria muy complicada. Seguro. Yo creo, y de verdad lo digo, que tanto en el partido de ida como en el de vuelta el marcador va a ser muy justo.

—I: Hay gente que puede creer que tenemos que hacer cinco goles o algo así.  Pero debemos ser consecuentes. En un partido de ese tipo puede pasar cualquier cosa. El que crea que va a ser fácil se equivoca seguro. El Betis llega de obtener unos buenos resultados y hay que respetarlos. Además también hay otra cosa…

—¿El qué?

—I: Pues que dada su situación en la Liga con esta eliminatoria pueden maquillar la temporada. Para ellos, ahora mismo, eliminarnos sería el máximo objetivo que pudieran cumplir.

—Iborra, para terminar. Anímate y hazle tú ahora una pregunta a Vitolo.

—I: (se queda pensando) Esta… Si llegáramos a jugar la final el Turín y el partido se decidiera en los penaltis, ¿tirarías uno?

—V: (lo mira con cara de asombro) Si el mister lo cree oportuno…

—No, no, eso no vale, ¿verdad, Iborra? ¿Tú le dirías al mister que estás preparado para tirarlo?

—V: Vale, vale. Pues creo que sí. Pero bueno, hay que pensar en el Betis y ya está (entre risas).

—I: Eso, eso. Mejor lo dejamos ahí.

—Gracias a los dos.

Roberto Arrocha

Roberto Arrocha

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Roberto Arrocha

@RarrochaR

Periodismo/Journalism (ABC) Profesor/Doctor en Comunicación (Univ. Loyola Andalucía). ABP (SFC TV). Canario en Sevilla
Siempre, un espectáculo @arrebatoficial en su casa, Sevilla . https://t.co/YlQX6ArhRM - 14 horas ago