2-3: Vuelve a contar

Por  19:10 h.

Sevilla FC: imagen del encuentroImportante victoria del Sevilla FC en Mallorca, en un encuentro con dos partes totalmente distintas que, merced al empate del Atlético en Zorrilla, mete al conjunto de Jiménez en la lucha por la Champions.Sin embargo, el partido vuelve a mostrar la fragilidad defensiva de los sevillistas a balón parado, que encajaron los dos goles en estas circunstancias.

Comenzaba el choque con la posesión del balón por parte del conjunto sevillista, aunque sería el Mallorca el primero en disponer de una ocasión clara en un disparo de Güiza que, tras ganarle la espalda a los centrales, estrellaba en Palop un disparo que se marcharía a corner.

No obstante, el partido entró en lo que fue el sino de toda a primera mitad, un cúmulo de imprecisiones en el que las únicas ocasiones eran disparos lejanos de Jesús Navas y Fazio, sin ningún peligro para Moyá. El once de Jiménez jugaba con lentitud, sin profundidad, con unas bandas donde Navas y Capel apenas inquietaban a los laterales del conjunto bermellón. Luis Fabiano no terminaba de encontrar esa chispa que le permitiera disponer de alguna ocasión con la que intimidar el marco del conjunto balear.

Cuando todo indicaba que la primera parte acabaría en empate llegó el minuto 42 cuando, en un balón aéreo sin aparente peligro, Moyá cantaba estrepitosamente delante de Renato, que aprovechaba el regalo para romper las tablas en el marcador. El cancerbero se equivocaba al intentar atrapar un balón que únicamente podía ser despejado. El Sevilla rentabilizaba al máximo su única ‘ocasión’ y se iba a vestuarios con una ventaja inesperada por el juego desplegado por ambos conjuntos.

Sin embargo, la felicidad del Sevilla duraría el tiempo de descanso, porque en el primer minuto de la segunda parte el Mallorca igualaba el choque en un error defensivo tras un corner sacado por Arango. Fazio despejaba hacia atrás, Palop lograba parar pero Güiza, sólo en el área, introducía el balón en la red. Vuelta a empezar para los de Jiménez, que había retirado a Luis Fabiano en el descanso para hacer entrar a Kanouté.

Entonces reacciona Jiménez introduciendo más mordiente en ataque, al retirar a Fazio para dar entrada al marfileño Koné. Jugaba el Sevilla ahora con dos delanteros, para buscar la victoria, que casi llegaba en un remate de Kanouté de cabeza al palo. El Sevilla estaba en sus mejores momentos del encuentro, quedando refrendado en el gol de Kanouté, ahora sí, que remata de cabeza una falta sacada por Daniel Alves desde la banda izquierda.

El gol espoleaba a los de Jiménez que, cuatro minutos después, volvía a acercarse con peligro en un disparo de Navas que Moyá despejaba a córner. Sería el preludio del tercer tanto de los sevillistas ya que, en el 75 de partido, Daniel Alves disparaba un misil con su pierna izquierda desde fuera del área que se colaba por la escuadra de Moyá y hacía subir el tercero al marcador visitante. Sería el tanto de la tranquilidad, ya que a partir del mismo, el conjunto blanco se encontraba más cómodo en el césped y solo recibía tímidos arreones del Mallorca.

La grada del Ono Estadi empezaba a sonar a música de viento, sobre todo a raíz del cambio de Güiza, que no sentó nada bien a la afición balear.

El partido estaba controlado y parecía que iba a ser un camino de rosas hasta que en el minuto 89, Webó, otra vez en una jugada a balón parado, marcaba de cabeza el 2-3 y llevaba la intranquilidad a la parroquia sevillista. Sin embargo, el choque acabaría con una victoria importantísima y que mete de lleno a los sevillistas en la lucha por la Champions.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla. Escribo, sobre todo, del Sevilla F.C.
RT @mossos: Detenemos una tercera persona en Ripoll relacionada con los atentados #Cambrils #Barcelona - 2 días ago