Y por fin… Glasgow

Por  22:28 h.

ImageCon más de cuatro horas de retraso aterrizaba la expedición sevillista en el aeropuerto internacional de Glasgow para preparar de una vez sobre el terreno la final de la Copa de la UEFA. Sin embargo, el accidentado viaje no sólo se redujo a la tardanza en llegar al lugar de destino, sino que también hubo que hacer una parada técnica en el aeródromo de Rennes, en Francia, para repostar, algo que vino acompañado de un inusual desalojo del avión durante la maniobra. Lo dicho, por fin en Glasgow.

Juande Ramos, que para este encuentro tan señalado ha convocado a toda la plantilla, sólo cuenta con la baja del central francés Julien Escudé, sancionado por acumulación de amonestaciones tras la que vio en el partido de vuelta de semifinales ante el Osasuna. Mientras tanto, Adriano Correia aseguraba sentirse al 100 por cien de cara a la final y cuenta con opciones de jugar de inicio, aunque está por ver que sea cierto y no sólo una treta más de toda guerra psicológica que precede a este tipo de encuentros.

{moscomment}

Redacción

Redacción