Krychowiak, durante el Sevilla FC-Real Sociedad
Krychowiak, durante el Sevilla FC-Real Sociedad

El cántaro

Te fuiste a jugar a los tiros de balas de pintura y ya ves por dónde te ha salido el chiste, que te han pintado la cara con dos balazos que ni pintados
Por  15:20 h.

Te lo creíste, te fuiste a jugar a los tiros de balas de pintura y ya ves por dónde te ha salido el chiste, que te han pintado la cara con dos balazos que ni pintados, y en los dos, vaya por Dios, Krycho, el polaco, estaba, en el primero, para hacerse la foto cabeza con cabeza con el jugador donostiarra que remató, y en el segundo, de delantero centro de la Real. Krycho es el jugador de la Real que más goles le ha marcado… al Sevilla. Van a tener que prohibirle pisar el área… propia. Pero, vamos, el polaco no fue el único, que se pone uno a recordar, a contar y a lo que haga falta, y ayer sobraban varios. Y faltó un par…

Te lo creíste, te fuiste de recreo, quizá te excediste en el recreo y ya ves, que vino la Real y pudo meterte un saco, si le da por chutar tres veces más. Y después te pones gallito y te crees que con medio tiempo te sobra para ganar en el Sánchez-Pizjuán. Pues sigue así. No es bueno acostumbrarse a lo bueno, porque ya pensabas que nadie podría venir aquí a untarte saliva en la oreja, y ya ves. De modo que toma nota para Bilbao y para la vuelta. No lo fíes todo al público, que el público anima, sí, pero no hace milagros, ni cobra lo que cobran algunos, así que el que tiene que correr y matarse eres tú, Sevilla FC de mi alma. Y el entrenador, pues, eso, estuvo muy en Unai, y muy eufórico con el fortín de Nervión y se llevó a los niños de excursión para que jugaran a los tiros de pintura y así quedaron el domingo por la noche, con la cara pintada, aprende. Sacaste pecho. Te creíste el guapo del paseo, despreciaste al rival y te pasó lo que te pasó, cantarito de mi alma. Porque ayer fuiste eso, el cántaro que se creía irrompible y de tanto ir a la fuente… Ay… Y ya ves, resulta que eras de barro.

Antonio García Barbeito

Antonio García Barbeito

Colaborador de Opinión