Ganso, en el partido ante Las Palmas
Ganso, en el partido ante Las Palmas

Ni rey, ni Roque

El partido del Sevilla ante la UD Las Palmas sigue dando que hablar
Por  10:06 h.

Se mueve más que Vicente el del Canasto. Mangas cortas que se les ajustan a los bíceps como si fueran otro tatuaje. “El Pelao”, serio, de aquí para allá como si estuviera recogiendo pollitos y pidiendo a gritos un “escandemorenau”, “fistro” y de “pupita sesuá”, corre como camarero solo en un mostrador de los días de Semana Santa, medio salta, se lleva las manos a la cabeza, se abraza a las farolas y poco menos quiere comerse el mundo, es el que entrena al Sevilla FC. Se apellida Sampaoli y no sé yo si será la solución al mal de los goles o si será Sam-pa-oli y hambre pa mañana. Ya veremos. Pero con este hombre en el banquillo, los sevillistas harían –haríamos- bien con ir al “Sánchez-Pizjuán” con un desfibrilador. ¡Que me vas a matar, Sampa…!

Y a todo esto, el equipo… ¿qué? Pues si lo que me pide es una frase, se la digo; bueno, ya se la he dicho, en el título: “Ni rey, ni Roque.” Y más que una frase para el partido, una frase para el Sevilla: que no tiene un rey que ordene y mande, un rey que se note, un rey que diga aquí estoy yo y síganme. No, no lo tiene. Ese rey podría –y puede- estar en Franco, pero a Franco le hace falta dar de una vez un puñetazo en la mesa y que tiemble el césped. Ganso necesita desGanso, Correa aún no mueve la polea como sabe, Nasri, sí, buen pelotero, pero ahí arriba no se entiende nadie, como no se entienden en el centro del campo y no se entienden en la defensa, vaya colaero, que si pídele tú la entrada, que si pídesela tú, que no lo dejes pasar, que cuidado, que se te cuela… Un sufrimiento. Hay mimbres, sí, pero hace falta que las manos que tratan de hacer el cesto sean manos artistas y con oficio, si no, el cesto se quedará en canasto, en canasto de Vicente, ¿te das cuen, pecadol? Pues lo que le decía, que en el Sevilla no hay ni rey, ni Roque… Mesa.

Antonio García Barbeito

Antonio García Barbeito

Colaborador de Opinión