Vitolo, rumbo a Las Palmas acompañado por el presidente Miguel Ángel Ramírez (foto: UDLP)
Vitolo, rumbo a Las Palmas acompañado por el presidente Miguel Ángel Ramírez (foto: UDLP)

Vitolo y Vitola

Si se han chuleado del Sevilla, hay que ir a degüello contra el Atlético, Vitolo, Las Palmas y el intermediario
Por  18:09 h.

No es lo mismo que a un hombre lo apoden Vitolo que tener vitola de hombre. Si es verdad cuanto he leído de esta parte del problema, Vitolo empieza como vileza y como vileza acaba. O es un acrónimo: vileza totalmente localizada. Si es verdad lo que Pepe Castro cuenta, y lo que conozco de él me anima a creérmelo, Vitolo no tiene vitola de hombría. Y si es verdad que el canario le dio su palabra de honor, y si es verdad que el canario lo llamó llorando y hundido porque el Atlético de Madrid no encontraba el dinero para pagar los casi cuarenta millones de euros y se veía en terreno de nadie; y si es verdad que le dijo mañana firmo y esa conformidad la firmaron el padre del futbolista y su representante, aquí hay que ir a matar, presidente. Aquí, como en cualquier reacción de raza, hay que limpiar afrentas. Aquí, como en la voz de la Madre en Bodas de sangre, hay dos bandos; o cuatro, mejor: Vitolo, Las Palmas, el Atlético de Madrid y el Sevilla FC.
Todo esto que decimos, no tendría que extrañarnos, porque ya sabemos el lavadero de furcias que está hecho el fútbol, que aquí podemos recordar la vieja coplilla cabrona: «Tu marío y el mío / se han peleao, / se han puesto de cabrones… / y han acertao.» Pero miren si será gordo el caso de Vitolo, que se sale del cartel, causa escándalo entre los escándalos mayúsculos que conocemos y ocupa portadas y comentarios en el fango futbolístico. Por eso, si es verdad cuanto el presidente ha contado -papeles firmados por los representantes del futbolista, llamadas lloronas y mensajes con palabra de honor y mañana firmo-, si todo eso es verdad, hay que ir por las navajas de Albacete, ya saben: a escarbar a ver de dónde salió el dinero de la cláusula, si de Las Palmas, si del vil Vitolo, si del Atlético de Madrid. ¿Puede pagar el Atlético? ¿Tiene tanto dinero el Las Palmas, o Vitolo? Hay que presentarle al sevillismo, «rojas de sangre contraria» y relucientes «como los peces» las navajas de una actuación legal que se hace necesaria. Si han jugado con la honra de un escudo, con un club; si se han chuleado del Sevilla, hay que ir a degüello, contra el Atlético de Madrid, contra Vitolo, contra Las Palmas y contra el intermediario. A muerte en los despachos. A escarbar, a buscar, hasta limpiar el agravio. Y a romper relaciones con todos. Dos bandos. ¿Podemos saber qué pasa con el Atletico, al que le pagamos con favores las faenitas que nos hace? Se llevaron a José Mari, a Gameiro, ahora a Vitolo, y lo único que nos dejaron fue un rastro de Viettos y Kranevitter. Al sevillismo hay que servirle la cabeza del Bautista. Ya me entienden.

Antonio García Barbeito

Antonio García Barbeito

Colaborador de Opinión