La afición sevillista celebra uno de los goles de su equipo en Leganés (Foto: LaLiga)
La afición sevillista celebra uno de los goles de su equipo en Leganés (Foto: LaLiga)

El motor del sevillismo

La afición se echó en masa a la carretera para cortar el gafe a domicilio: ellos, los sevillistas, no son parte, sino la clave
Por  17:28 h.

Más de quinientos días, con sus correspondientes quinientas noches, estuvo el Sevilla dando tumbos por los campos de España, exhibiendo una imagen a todas luces antagónica e incompatible con su sincrónico traje de campeón. Difícilmente alguien encontrará una explicación lógica al hecho de que el equipo de Nervión haya estado 22 jornadas consecutivas de liga sin ganar fuera de casa. Sobre todo porque en ese incomprensible y dilatado periodo, desde el 23 de mayo de 2015 hasta hoy, se ha convivido con el maravilloso contraste de jugar finales… dio tiempo incluso a levantar dos títulos europeos. Todo es posible en este Sevilla. Pero nada sin su principal patrimonio: el de la afición. El sevillismo, pese a los muchos años de grandeza vividos, no se ha dejado anestesiar. Camina incansable como fiel hincha, tremendamente ambicioso e inconformista, nunca se amodorra y siempre está ahí cuando vienen mal dadas. El sevillista es el que mantiene verdaderamente el pulso de su equipo, el que actúa de pegamento entre éste y la institución. Es el motor.

Después de 22 partidos sin ganar lejos del Sánchez-Pizjuán en LaLiga y con una afición perfumada por las más nobles citas, echarse a la carretera en masa para arropar al equipo en Leganés podría pensarse que excede las fronteras de la fidelidad y del mérito… pero eso es lo que ocurrió. Y es ahí donde verdaderamente reposa la grandeza de este club. Un pedacito del Sánchez-Pizjuán se instaló sobre una de las gradas de Butarque, que se tiñó completamente de rojo y blanco con 1.200 sevillistas. Allí se desgañitaron hasta el final del choque, trinaron con fuerza el Himno del Centenario y empujaron con su aliento la parábola decisiva de Sarabia cuando el anhelado triunfo foráneo, otra vez, parecía imposible. Ellos, los sevillistas, no son parte, sino la clave. El motor de la grandeza.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @AFDLP: El Betis manda un mensaje de ánimo a los afectados por el incendio de Doñana https://t.co/Gqcn0UBjLi vía @RealBetis - 23 mins ago