José Castro, Eduardo Berizzo y Óscar Arias (Foto: J. Sevillano)
José Castro, Eduardo Berizzo y Óscar Arias (Foto: J. Sevillano)

Mirar atrás

Al intrépido patrón auspiciado por Sampaoli y heredado ahora por otro bielsista como Berizzo no le vendría nada mal invertir parte de su tiempo y dinero en la defensa para ganar equilibrio y evitar luego sustos indeseados
Por  11:21 h.

La llegada de Berizzo, a quien Óscar Arias quería consultar e implicar en la toma de decisiones del proyecto 2017-2018, impulsó definitivamente la planificación de un Sevilla que echará a rodar en poco más de dos semanas. Con el nuevo técnico, se apuesta por una línea continuista en el estilo de juego, ofensivo y protagonista en los partidos, premisas por las cuales se comenzó a diseñar ya el año pasado un plantel adaptable a ese osado esquema, sin escatimar en fuertes inversiones (véase Correa, Franco Vázquez o Ganso), y sobre cuya base se realizarán ahora los pertinentes retoques y refuerzos para potenciar la idea y seguir creciendo en las aspiraciones. Parece que esta vez no habrá excesivos cambios de cromos en el vestuario. A diferencia de los últimos veranos, el nuevo director deportivo ha dejado claro que espera no llegar, en ningún caso, a la decena de fichajes.

Los movimientos, por ende, no serán tantos como la vorágine informativa de estos días hace presagiar por Nervión. Sí habrá reestructuración en prácticamente todas las posiciones del campo. En este sentido, los focos de la afición e incluso de la propia prensa deportiva se dirigen con especial intensidad a los atacantes. La figura del gol, como siempre, es la que vende e ilusiona. Y a ello realmente se hipoteca también el atrevido proyecto sevillista. Los Jovetic, Teodorczyk, Nolito o Lucas Pérez acaparan portadas. Pero, ojo: sería conveniente también cuidar y pulir con mimo la retaguardia. Mirar atrás. Al intrépido patrón auspiciado por Sampaoli y heredado ahora por otro bielsista como Berizzo no le vendría nada mal invertir parte de su tiempo y dinero en la defensa para ganar equilibrio y evitar luego sustos indeseados.

El año pasado el Celta de Berizzo fue el quinto equipo más goleado de LaLiga. Encajó 69 tantos. Por su parte, el Sevilla de Sampaoli fue el conjunto de la zona alta de la tabla que recibió más goles: 49. Madrid, Barça y Atlético, y hasta Villarreal, Alavés y Athletic Club encajaron menos que los nervionenses. El resultado es que tanto sevillistas como celtistas, pese a cumplir sus objetivos con un juego vistoso, se quedaron con la sensación de haber podido conseguir más. Con la miel en los labios, a las puertas de cotas superiores. La planificación ha de tener tino y suma habilidad en la configuración de la defensa. Especialmente de los centrales. El futuro de hombres que han sido muy importantes en el Sevilla, como Carriço y Rami, podría estar lejos del Sánchez-Pizjuán, a lo que hay que añadir que el capitán Nico Pareja cumplirá 34 años durante la temporada. Toca buscar relevos de garantías. Mirar atrás para reforzar los cimientos de un edificio que quiere ser muy alto en sus expectativas.

Fran Montes de Oca

Fran Montes de Oca

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Fran Montes de Oca

@MontesdeOcaFran

ABC de Sevilla. 16 años informando y disfrutando en sus medios (TV, radio, papel y web). https://t.co/OKGmn3p4dA https://t.co/2J9VfuERRI
RT @Orgullo_Nervion: LA PREVIA Cartagena-Sevilla FC: la Copa, como estímulo para la reacción https://t.co/ftTkqyuCam #SevillaFC vía @Montes - 2 horas ago